Universidad Católica cosechó una importante victoria este martes en su visita a Vélez Sarsfield, tras ganar por 1-2 en el Estadio “José Amalfitani” de Buenos Aires, por la ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana.

En la primera parte, el conjunto cruzado jugó con gran nivel, aguantando la fuerte presión de los locales, que intentaron interrumpir la salida desde el fondo y provocar el error para anotar. La defensa de la Franja estuvo sólida y se apoyó en el mediocampo, sin renunciar al juego a ras de piso, para empezar a dominar la posesión.

El choque estuvo parejo, con pocas jugadas claras en las áreas, salvo un par de remates de Thiago Almada desde fuera del área y una acción que sacó Matías Dituro de la línea. El portero cruzado, también figura de la jornada, atajó en dos tiempos y evitó que Vélez abriera la cuenta. La jugada fue polémica, ya que los locales reclamaron que fue gol, pero el VAR decretó lo contrario: La pelota no entró completamente al arco.

Sin embargo, la UC golpeó primero e hizo daño. Antes del descanso, en el tiempo agregado, Alfonso Parot centró desde la izquierda, José Pedro Fuenzalida pivoteó y el “Toro” Fernando Zampedri embistió para el 0-1 (45+4′).

El golpe lo sintieron en El Fortín y los estudiantiles lo aprovecharon. En el segundo tiempo, los de Liniers buscaron igualar, y con espacios, permitieron el contragolpe cruzado. Y en esa instancia, Edson Puch no perdonó, amagó para superar su marcaje y con un golazo decretó el 0-2 en Buenos Aires (50′)

La UC controló el partido con el marcador a su favor ante un Vélez que se desesperó. No obstante, el dueño de casa tuvo recompensa. Los pupilos de Ariel Holan, agotados, no pudieron resistir y Juan Lucero anotó el descuento (89′).

Con los dos goles de visita, la UC queda con buen pie de cara a la revancha, que se jugará la próxima semana, el martes 15 de diciembre, en San Carlos de Apoquindo.