Luego de un año, Directiva del Club Natales pudo visitar instalaciones del recinto y conocer de su estado y situación

Alcaldesa electa Antonieta Oyarzo y Ricardo Urtubia (concejal recientemente elegido) participaron de visita y se interiorizaron respecto de situación actual del club

Luego de transcurrido un año, la directiva del Club Natales pudo acceder a las instalaciones y conocer de su estado actual. Así lo manifestó su presidente, Nelson Álvarez, señalando que en varias ocasiones habían manifestado su interés al municipio de visitar nuevamente las instalaciones, pero por diversas razones, tal visita no se pudo concretar.

Álvarez, dijo, que en la ocasión habían concurrido junto a la alcaldesa Antonieta Oyarzo y el concejal recientemente elegido, Ricardo Urtubia, a objeto de que estos conocieran de primera fuente y en terreno del estado actual de las instalaciones del club y se interiorizaran de los reclamos y presentaciones que la directiva había realizado respecto de la construcción de la sede y gimnasio del club.

Manual de cómo hacer las cosas mal

Al hacer una retrospectiva del manejo municipal y alcaldicio en relación a la ejecución del proyecto de construcción del Club Natales, vamos a ilustrar con una nota publicada hace casi un año atrás, el 20 de mayo del 2020 “Alcalde Paredes sigue fiel a su estrategia comunicacional:  aquí está todo ok…son sólo detalles!!!

Mientras tanto, en el mutante mundo de las comunicaciones donde el alcalde natalino se mueve como pez en el agua, éste manifestó a una emisora radial que estaban revisando y ordenando administrativamente todo lo concerniente a contratos de obras y que pronto se resolverían los estados de pagos (¿¿¿???) pendientes y se concluiría el proceso de entrega del remodelado Club Natales. Lo que el entrevistador no preguntó ni indagó -porque evidentemente no sabía- y el alcalde con seguridad al tanto de los detalles, no explicó, se refiere a las interrogantes sin respuesta municipal al día de hoy que giran en torno al retraso en la entrega de un club deportivo que debiera haberse efectuado a mediados del año pasado y, luego, por elementos más de fondo,  que dicen relación a cuestionamientos al diseño, remodelación y construcción del mencionado club, cuya inspección técnica y responsabilidad principal recaen, inevitablemente, en el municipio natalino.

Existe una vasta documentación que respaldan las innumerables consultas realizadas por la directiva del club natalino, además de los correos de gobierno al municipio de Natales y diversos oficios de varios servicios públicos en relación a la misma materia.Esto no es invención, ese respaldo existe.Como también se efectuaron las visitas a terreno realizada por la Comisión de Infraestructura del Consejo Regional. Esto tampoco es invención.  Pero el alcalde, tanto en el contacto radial que hacemos mención como en otras salidas comunicacionales, hábilmente ha des-informado a la comunidad natalina, escabullendo el bulto, dilatando y evadiendo las respuestas, que, en primer término esperan los preocupados socios y directiva del centenario club deportivo. ¿Este proyecto ejecutado se trata de un proyecto de remodelación que respetó la línea arquitectónica histórica o se trata de la ejecución, lisa y llanamente, de otro proyecto al más puro estilo metalcom…? ¿Y el techo hundido, semihundido o deformado, abandonará tal condición solo…?, se preguntan algunos compungidos socios».

En la línea de esta nota, el alcalde Paredes por bastante tiempo le bajó el perfil a la situación del Club Natales, obras que fueron supervisadas por la arquitecta y jefa de obras del municipio natalino, Ana Stumpfoll Almonacid y que producto de su desempeño en la supervisión de las mismas, se le instruyera un sumario administrativo, el cual varias veces ha sido solicitado para su conocimiento por parte de los concejales Daniel Córdova y Guillermo Ruiz, sin que hasta hoy día se haya entregado por parte del municipio.

El 29 de octubre del año pasado, en una extensa nota, así informá “El Tirapiedras” respecto a esta materia «Según trascendió, se está llevando a efecto un sumario interno en la Municipalidad de Natales por las partidas y obras no ejecutadas en la construcción del Club Natales, que de acuerdo a nuestras fuentes, comprometen y superan los $200 millones de pesos y que implicarían autorizaciones para cambios a la materialidad y sus posteriores pagos, además por obras no ejecutadas, realizados por la arquitecta y directora de obras, que fungía como ITO del proyecto, Ana Stumpfoll Almonacid.

Señalan nuestras fuentes, se habla también de incumplimientos a la ejecución de partidas como aros de básquetbol, bancas en los camarines, revestimiento de pavimentos, estucos en muros medianeros por calle Magallanes, luces sobre las graderías, gabinetes de extintores, inexistencia de rack de comunicaciones, inexistencia de análisis de laboratorio a hormigones y soldaduras; inexistencia de nueva fundación y radieres soportantes de las graderías; además, no existe informe técnico del revisor independiente de cálculo estructural del proyecto, inexistencia de la Carta Gantt de avance del proyecto, catálogos, programas y sistemas de mantenimiento a todas las instalaciones y sistemas mecánicos del edificio; inexistencia de un listado de las certificaciones de los materiales más importantes utilizados en la obra, tampoco existen documentos que den cuenta del control y certificación de los productos y materiales, catálogos técnicos y ensayos realizados en control de calidad, igualmente, tampoco existe un plan de trabajo para cada etapa de la construcción, se evidencia una deficiente cuadratura y nivelación del proyecto de pavimentos, entre otras cosas.

La empresa adjudicataria de las obras, se trata de la constructora natalina José Cuevas, la cual ha estado ha cargo de la construcción de varias plazas de Puerto Natales en el último tiempo.

Cabe indicar, que la directiva del Club Natales hace varios meses atrás había detectado serias falencias en las terminaciones, estructura interna y externa de la construcción, lo que colocó en suspenso la recepción de las obras en cuestión; lo que llevó, finalmente, a la decisión de no recepcionar las obras, esto por parte de los socios y directiva del centenario club natalino.

Por otra parte, cabe recordar que la directora de obras fue demandada por el Consejo de Defensa del Estado (va adjunto enlace), por situación de facturas y pagos del Hogar de Ancianos en el año 2015, basados en un informe de Contraloría del Gobierno Regional de Magallanes.

Junto con ello, cabe agregar, que el año pasado la directiva del Club Natales, ya había alertado por la situación del techo y envigado del Gimnasio del mencionado club, además, por el uso de Metalcom en un proyecto de restauración y conservación de la línea histórica de este importante patrimonio de la ciudad de Natales, que, al parecer por todos estos datos, nunca se concretó ni se llevó a cabo.

Además, se observaron cambios de materiales constructivos en 54 partidas del proyecto sin la debida autorización del Gobierno Regional (Mandante de la ejecución del proyecto), incluyendo cambios de materiales y diseños constructivos de restauración de puertas y ventanas, cambios de espesores en el revestimiento de muros de tabiquería interior de la edificación disminuyéndolos a menos de la mitad de lo establecido en las especificaciones técnicas del proyecto, cambios de revestimientos de madera a planchas de terciado ranurado totalmente distintos a los especificados por proyecto, e inclusive, cambios de cañerías de instalaciones sanitarias y una partida completa de 13 calefont de agua caliente sanitaria por un estanque acumulador de agua caliente sanitaria de capacidad de 1.000 litros aproximadamente, instalado en la nueva sala se calderas, campanas de extracción de gases productos de la combustión, cocinas, modificaciones de artefactos sanitarios de baños generales y de personas con capacidades diferentes, modificaciones al proyecto de paisajismo, entre otros tantos ítem.

La empresa adjudicataria de la ejecución del proyecto, junto con todo lo anterior, incumplió lo relativo a la presencia de los profesionales ofertados, esto es, residentes de obras, que comprometió en la fase de licitación pública que incluía la presencia de 01 encargado de control de calidad, 01 arquitecto, 01 prevencionista de riesgos y 01 ingeniero civil eléctrico».

Cabe agregar, que el alcalde Paredes en su estrategia de no asumir las irregularidades y deficiencias de ejecución en el proyecto del Club Natales, manifestó públicamente en su momento desconocer la solicitud del ex intendente José Fernández, quien ya en abril del año 2020 recurrió a Contraloría Regional. La presentación se fundamentaba en una serie de incumplimientos e irregularidades técnicas y administrativas en la ejecución del proyecto del centenario Club  Social,  Cultural y Deportivo Natales.

Más adelante, la directiva del Club Natales, mandatados por los socios, se negaron a recepcionar las obras de su sede, manteniéndose tal decisión hasta el día de hoy.

El 29 de febrero del año en curso informábamos respecto a la decisión del municipio de Natales de colocar término anticipado al contrato con la empresa de José Cuevas Vargas por la construcción del Club Natales. En un hecho inédito, por la envergadura de la obra y por la importancia del contratista (ya que no era un desconocido en Puerto Natales) Paredes, por primera vez, atacaba el problema de raíz y le quitaba piso a uno de los empresarios favoritos de su gestión alcaldicia.

«Alcalde Paredes informó al Concejo Municipal de tal decisión como también de la derivación de los antecedentes a la Fiscalía. Además, señaló que junto al gobierno regional determinarán los pasos a seguir en esta compleja situación.

Nadie pudo imaginar como terminaría el conflicto desencadenado por la directiva y socios del Club Natales, cuando se negaron a recibir las obras de restauración de su sede social y construcción del gimnasio, hablamos del mes de mayo del año 2020.

Ayer miércoles, en sesión ordinaria de concejo y en los Puntos Varios, Fernando Paredes dio a conocer que habían decidido poner término anticipado al contrato suscrito con la empresa de José Cuevas.

Haciendo un poco de memoria, el 8 de agosto del año 2018, a través del decreto alcaldicio N° 1132, firmado por el alcalde subrogante Raúl Jara Albornoz, se adjudicó al único oferente José Cuevas Vargas por la suma de $1.732.609.600, impuesto incluido, las obras en el antiguo y centenario club deportivo, social y cultural Natales. Fijaron, además, en el mismo decreto un plazo de construcción de 288 días corridos. Los fondos de financiamiento de la obras provendrían del FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional).

Lo cierto es que, en el transcurso de estos años, la directiva y socios del club han estado permanentemente atentos al desarrollo y etapas de construcción, quienes han sido los primeros en poner en alerta al municipio y al gobierno regional (quienes posteriormente recurrieron a Contraloría Regional), respecto a que la empresa constructora no había cumplido con la restauración arquitectónica concebida en el proyecto original y que la ITO tanto como la unidad técnica habían fallado en su rol de velar por que se cumplieran las bases administrativas y técnicas del citado proyecto.

Cabe agregar, que la directiva se hizo asesorar por un profesional independiente, Juan Fernández, quien emitió varios informes técnicos que colocaban en entredicho, por ejemplo, el trabajo de la empresa en el envigado del gimnasio y los tijerales de la techumbre que presentaban notorias falencias técnicas. Por otra parte, siempre insistieron y reclamaron que el proyecto original consideraba la restauración de la línea arquitectónica tradicional del club realizada con madera regional, pero no contemplaba la sustitución con metalcom, lo que finalmente ocurrió.

La etapa que se abre con la decisión alcaldicia de término de contrato, no deja de generar incertidumbre y suspicacias. Primero, por que hay partidas pendientes de pago y garantías comprometidas; segundo, por la reacción de la empresa afectada, que se especula que, eventualmente, podría iniciar acciones legales. 

Por otra parte, no existe claridad respecto a lo que sucederá, finalmente, con las obras del club, si otra empresa asumirá el término de estas, los detalles y terminaciones que son numerosas, aúnque la obra gruesa interior y exterior se encuentra concluida y a la vista.

Por otro lado, también se debe considerar el rol de la Fiscalía en el tema, por cuanto se estima de que hay partidas que no se ejecutaron pero que cancelaron y otras que se pagaron en exceso o con sobreprecio, generando un daño de por si difícil de calcular y que debiera derivar en responsabilidades penales.(No olvidar que el municipio instruyó un sumario interno en contra de la directora de obras e ITO, Ana Stumpfoll, esto a fin establecer responsabilidades en relación a estos mismos hechos)

Un sentimiento generalizado recorre a los socios del club, todos proyectaban en esta fecha estar en poder de las nuevas instalaciones de su querida institución, no esperaban, al contrario, estar viviendo este incierto y negro panorama.

Reacción de los concejales

El concejal Daniel Córdova fue enfático en la sesión de ayer miércoles al expresar que el contratista aludido  no había dado el ancho en diversas obras ejecutadas en Natales y que lamentaba la tardanza municipal en dar por finalizado el contrato con la empresa del aludido José Cuevas, lo cual había provocado un perjuicio a Puerto Natales en general.También, Córdova pidió  que el gobierno regional se colocara mas proactivo a fin de velar por que las proyectos de inversión y los recursos invertidos sean mejor fiscalizadas a objeto de evitar situaciones como las vividas.

Por su parte, el concejal Guillermo Ruiz Santana, señaló que se requería más claridad y firmeza en relación a determinar qué iba a pasar con las partidas pagadas en exceso y con las obras que no se ejecutaron y se pagaron en el Club Natales, por que no podía ocurrir que lo que se había cancelado se lo «llevaran para la casa».

Liquidación de contrato con constructora de José Cuevas

Fue el propio alcalde Fernando Paredes quien se refirió, en la última sesión de Concejo Municipal, a la etapa de liquidación de contrato de obras que actualmente se mantiene con la constructora de José Cuevas Vargas.

«La liquidación de contrato es fundamentalmente una operación técnico–contable destinada a establecer la situación en que se encuentra el contratista con respecto al fisco, representado en este caso por el Gobierno Regional de Magallanes, desde el punto de vista del cumplimento del contrato de obras FNDR, una vez terminadas éstas y recibidas por la unidad técnica.

Es así como la liquidación del contrato debe establecer la relación entre el valor de las obras ejecutadas por una parte, y el monto de los pagos por otros, como también la situación existente con respecto a las retenciones y garantías, cumplimiento del plazo y en caso de atraso, la aplicación de la multa correspondiente». (Manual de procedimiento Luisa Macías/ Esteban Soto).