Con la idea de que la negligencia médica que costó la vida de su hijo de sólo 8 meses, pueda contribuir en algo, Margot Alejandra Jara creó la Fundación Ethan Robert (nombre de su hijo) a través de una firma notarial realizada el 2 de febrero pasado en Natales, aunque la familia ya lleva un año trabajando, entregando ayudas sociales y otros apoyos. Y, es que tras el fallecimiento de este lactante nació también la Agrupación Tengo Derecho a Vivir.

Esta mamá relata que en primera instancia inició el trabajo con dicha agrupación, que durante todo el año pasado se enfocó en la entrega de ayudas al hospital, canastas y apoyos sociales, haciendo el contrapeso a la crisis económica que desató la pandemia. “Queremos esta semana presentar la fundación en Punta Arenas para trabajar desde Magallanes, pero proyectándose al resto de Chile”, subrayó.

Para ello se han incorporado abogados, psicólogos y asistentes sociales, médicos, por cuanto postulan ofrecer asesoría legal y psicológica a la población.

Con la Fundación Ethan Robert se proyecta tener una cobertura más amplia, llegar a mujeres que han sufrido maltrato, al igual se trabajará con niños y adultos mayores. “Tenemos muchas expectativas y hemos ido formando muchas redes, para poder trabajar más allá de las negligencias médicas”, complementó.

A futuro también tendrán la posibilidad de generar proyectos, al igual que evalúan la posibilidad de trabajar con distintas fundaciones de Santiago que permitan generar atenciones de especialidad y rondas médicas, por ejemplo en oftalmología que en Natales no hay. 

Paralelamente existe la Agrupación Tengo Derecho a Vivir, que trabaja con las personas y sus derechos. “Queremos hacer frente a la vulnerabilidad y pelear por una salud digna, porque acá en Natales se necesita mucho. Falta mucho por avanzar y diariamente vemos que hay problemas. Hay que reforzar la salud y dar cuenta de que la gente también tiene sus derechos, a un diagnóstico certero y no uno errado que muchas veces puede conducir a la muerte”, puntualizó Margoth, quien añade que desde ahora ambas organizaciones van por carriles distintos, para lo cual los interesados se pueden contactar por Facebook.

Sumario inconcluso

Sobre el sumario por la muerte de su hijo Ethan, afirmó que si bien en una primera instancia el sumario concluyó sin sanciones, el procedimiento fue inconcluso, por lo que junto a su abogado solicitaron nuevas diligencias por lo que el sumario se reabrió. “Hoy se está haciendo otra investigación”, indicó.

Ethan Cárcamo Jara dejó de existir el 2 de julio de 2019 en el Hospital Clínico, en Punta Arenas, tras ser evacuado de urgencia desde el Hospital Augusto Essmann. Su deceso se produjo por complicaciones respiratorias, sin embargo los padres acusaron que el fallecimiento fue atribuido a una presunta negligencia médica que es motivo de una investigación tanto administrativa como penal.