Hoy, a las 13 horas, fueron los funerales del pequeño Ethan, fallecido el martes 2 de julio en el Hospital Clínico Lautaro Navarro, en Punta Arenas, tras ser trasladado desde Puerto Natales por problemas respiratorios.

Los restos del bebé de 8 meses fueron velados en el templo de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, ubicada en la calle San Martín Nº961, en la capital de la provincia de Ultima Esperanza. Luego de un oficio religioso los restos del pequeño fueron trasladados hasta el cementerio Padre Pedro María Rossa.

El padre del menor Cristián Cárcamo Mansilla, adelantó que el lunes próximo tomará contacto con un abogado para “que se haga justicia, porque nosotros estamos seguros que fue una negligencia, porque nunca quise que lo entubaran”.

El día miércoles cuando retornaron con los restos de su hijo a Puerto Natales, fueron visitados por los padres del bebé de 8 meses Diego Torres Pérez, fallecido también hace casi un año en circunstancias muy similares.

Por su parte, su esposa Alejandra Jara Carrasco expresó que iba a llegar hasta las últimas consecuencias. Agregó que “al margen del dolor tengo impotencia y rabia. Esto no puede volver a ocurrir. Nos están matando a nuestros hijos. Hago un llamado a todas las mamás que sus hijos han tenido problemas para que nos unamos. Este es el momento para que paremos esto”.

Añadió que su bebé no llegó grave al hospital y aunque su fiebre era fluctuante al arribar al centro asistencial presentaba una temperatura de 37,2 grados. Siempre le dijeron que su hijo no estaba afectado de nada grave, que en dos días retornaba de Punta Arenas totalmente sano y que lo iban a entubar como una medida de precaución.

También criticó al Cesfam de Puerto Natales donde no le dieron una hora de atención, pese a que se trataba de un pequeño de sólo 8 meses y que presentaba fiebre.

Al recordar a su hijo dijo emocionada que “se paraba solito, bailaba, le gustaba cantar y era muy peleador. También era muy independiente ya que dormía solo en su cuna, irradiaba felicidad y era muy inteligente para su edad”

Lo anterior lo manifestó mientras mostraba una foto de su pequeño tomada el día anterior a la tragedia que los enluta, donde se le ve parado en su cuna mirando la televisión porque le encantaban los dibujos animados. 

Ethan era el menor de tres hermanos de 15, 8 y 5 años.