Un incendio forestal que lleva más de 200 hectáreas de bosque, matorrales y pastizales destruidas se inició ayer en las inmediaciones de la ciudad de Puerto Natales, en los terrenos del Destacamento Acorazado Nº5 Lanceros.

Pasadas las 10 de la mañana, por causas aún no determinadas y que se investigan, se desató el incendio forestal en el campo de instrucción y entrenamiento de la mencionada unidad del Ejército, ubicada a aproximadamente 5 kilómetros del límite este de Puerto Natales (sector alto de la ciudad).

En un comunicado de prensa emitido por la Vª División de Ejército se informó que en primera instancia el combate del fuego lo realizó el personal que integra la Brigada de Refuerzos de Incendios Forestales del Ejército (BRIFE) perteneciente al Destacamento militar. A ellos se sumaron los voluntarios tanto del Cuerpo de Bomberos de Puerto Natales como de las Brigadas Contra Incendios Forestales de CONAF, quienes se coordinaron para enfrentar el fuego. En el comunicado del Ejército se indicó que hasta ese momento la emergencia (ayer en la tarde) “no ha significado heridos, lesionados o destrucción de instalaciones”.

Viento imperante

Debido al viento reinante el fuego avanzó rápidamente. La enorme columna de humo era visible desde Puerto Natales, lo que convocó a un número importante de curiosos, que desde el cerro del sector conocido como Villa Cariño, tomaron fotografías y grabaciones.

Las llamas avanzaron velozmente por los terrenos del Destacamento Lanceros, mientras se escuchaban detonaciones y explosiones. La gran cantidad de árboles, matorrales y pasto seco que había en el lugar fueron el combustible propicio para que el incendio alcanzara una gran magnitud. El fuego cruzó el límite sur de los terrenos del Ejército y el camino que permite acceder a las instalaciones del futuro relleno sanitario de la ciudad. En un momento dado se temió por las construcciones que hay en el lugar y que aún no han sido inauguradas. Incluso -dependiendo de la dirección del viento- el fuego podría haber alcanzado las construcciones de una parcela cercana.

Una leve llovizna permitió, pasadas las 13 horas, tener un pequeño respiro, sin embargo el fuego retornaba a cada momento con mayor fuerza, sin que al cierre de esta edición haya podido ser extinguido.

Sin embargo, el trabajo coordinado de los combatientes logró impedir que las llamas alcanzaran las instalaciones de los predios cercanos.

El Jefe Provincial de CONAF, Cristián Ruiz, informó ayer que “el incendio sigue con actividad producto del abundante combustible que hay en el lugar y el viento que prácticamente hubo durante todo el día. Hay aproximadamente 200 hectáreas comprometidas en su mayoría circunscritas al predio del Ejército”.

El incendio ayer seguía activo y en su control trabajaron aproximadamente un centenar de brigadistas de CONAF y del Ejército y los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Natales. Hasta el lugar se desplegaron medios regionales, como fueron dos brigadas de CONAF que llegaron provenientes de Punta Arenas y una brigada de la comuna de Torres del Paine. A ellos, a partir de las 17 horas, se sumó un helicóptero. Ayer en las últimas horas de la tarde se trasladaba un contingente de voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas para apoyar las labores de control del siniestro. Junto a los brigadistas se trabajó con un bulldozer, motoniveladoras y camiones aljibe.

Ruiz aclaró que “por el momento no se ve infraestructura amenazada”. Indicó que el incendio se mantenía activo en el interior de su perímetro y que avanzaba lentamente hacia el sureste.

Los trabajos de extinción se detuvieron con el término de la luz día, quedando personal de CONAF en el puesto de comando para vigilar el comportamiento del fuego.

Hasta el lugar llegó la Gobernadora Provincial, Ericka Farías, quien convocó al Comité Operativo de Emergencia (COE) e informó que la intendencia regional, en base a la información técnica proporcionada por CONAF y en coordinación con la Dirección Regional de ONEMI, decretó la Alerta Roja para la comuna de Natales por incendio forestal. La autoridad provincial dijo que “estamos tomando todas las medidas necesarias para que no se afecte a la población o infraestructura crítica del Estado”.

Por su parte, el Alcalde de Natales, José Fernando Paredes Mansilla, dijo que el incendio “por las condiciones del viento es muy variable. Le pedimos a las personas particulares se abstengan de ir al lugar”.