Tras dos semanas de aprendizaje, las autoridades locales dieron cierre al primer taller de natación municipal de Natales. El alcalde junto al Concejo Municipal, llegaron hasta el complejo polideportivo de la comuna para comprobar el buen funcionamiento de la piscina y el progreso de los niños durante el desarrollo del taller.

Al finalizar la ceremonia deportiva, los jóvenes natalinos recibieron un saludo y reconocimiento del alcalde de la comuna, el cual los instó a seguir usando y cuidando la nueva piscina temperada semiolímpica municipal, entregando un diploma de certificación de participación y buen desempeño en el taller. 

“Las puertas de esta piscina están abiertas, y como alcalde representando al Concejo Municipal estamos muy contentos.  El haber partido con más de doscientos niños que participaron estas semanas de vacaciones de invierno es un orgullo”, indicó el alcalde de la comuna, quien agregó: “También un agradecimiento a los niños y por cierto un agradecimiento a los papás y las mamás que creen en la infraestructura municipal que hoy día estamos colocando al servicio de nuestros niños, y a contar del día lunes al servicio de toda nuestra comunidad”. 

 Asimismo, la profesora encargada de desarrollar los talleres, Katherine Monteverde, enfatizó que esta experiencia para los niños ha sido muy buena y les ha permitido avanzar notoriamente en el aprendizaje de esta disciplina. “En estas dos semanas ya los niños conocen sus normas y las cumplen, que es lo más importante. Disfrutan el momento en el agua y esa es la tarea de nosotros, que los niños la pasen bien, que los niños disfruten y que los niños estén bien”.

En tanto, el paramédico encargado de resguardar la seguridad de los niños frente a una emergencia, Jonathan Almonacid, destacó la coordinación de los monitores con los salvavidas para evitar accidentes. “Los chicos se han portado muy bien, los apoderados también bajo las normas que hemos puesto, así que no hemos tenido mayores anormalidades dentro de todo”, afirmó. 

Los niños participantes se mostraron felices de haber vivido esta experiencia por primera vez en sus vidas y agradecieron la preocupación de los profesores por enseñarles a perder el miedo al agua, señalando que desean seguir desarrollándose en esta disciplina.

Además de los niños, todas las personas residentes en Natales podrán usar la piscina de forma libre desde las 17 horas hasta las 22 horas pagando dos mil pesos la hora, o participando de los programas y talleres en convenio con el Instituto Nacional del Deporte, enfocados en niños, jóvenes, adultos mayores, pueblos originarios, entre otros.