Luego de la publicación de un nuevo informe de la superintendencia de Pensiones con el balance del número de trabajadores acogidos a la ley de protección del empleo, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Cortés Schiattino, entregó nuevos datos regionales sobre la cantidad de magallánicos beneficiados por esta norma a casi tres meses de su entrada en vigencia.

Según declaró la autoridad laboral, hasta el pasado 28 de junio de 2020, “la ley de protección del empleo ha logrado dar cobertura a un total de 7.553 trabajadores con solicitudes aprobadas de suspensión de contrato, de acuerdo al último informe emitido por la superintendencia de Pensiones, lo que significa más de mil empresas acogidas en la región, donde además se señala que, a nivel país, ya son más de 664 mil personas beneficiadas por esta normativa”.

En lo que respecta al número de trabajadores de casa particular acogidas a la suspensión de contrato en Magallanes, a la fecha, se registra un total de 111 trabajadoras, en tanto, a nivel país, la cantidad asciende a más de 14 mil personas.

A ellos se suman los trabajadores que han optado por pactar una reducción temporal de la jornada laboral con su empleador. “Según los datos entregados, hasta el mismo período del informe, el total de trabajadores que han registrado pactos por reducción de jornada laboral alcanzan los 448 en la región, lo que equivale a un 1,5% del total nacional que, a la fecha, ya supera los 30 mil trabajadores que se han acogido a esta modalidad en el país”, agregó la secretaria regional.

El documento también da cuenta de los sectores productivos con mayor número de trabajadores bajo esta ley, que son: Comercio, con un total de 153 mil trabajadores; Construcción, con más de 134 mil personas; y Actividades de Alojamiento y servicio de comidas, con sobre 114 mil colaboradores acogidos a la normativa del total nacional.

“Como podemos apreciar, estos son números que han ido en un aumento constante y reflejan que esta ley ha sido una herramienta sumamente efectiva a la hora de mitigar el impacto de los desempleos por la crisis sanitaria que estamos viviendo. El crecimiento más importante del uso de esta normativa lo tuvimos durante la cuarentena, cuando se registró el mayor incremento, tanto en las suspensiones de contrato como en la reducción de la jornada. Sin perjuicio de esto, los números mantienen un alza sostenida, pero bastante menor que al principio”, añadió Cortés. 

En cuanto al registro de cartas de despido, el alza más fuerte se vio durante el pasado mes de marzo, “no obstante, seguimos trabajando para mejorar esta ley, recordando que esta semana el Presidente Sebastián Piñera, ingresó, en conjunto con la ministra del Trabajo y el ministro de Hacienda, un proyecto de ley que tiene por objeto fortalecer el seguro de cesantía y las coberturas de la ley de protección al empleo, de forma tal que, como Gobierno, estamos constantemente pensando en el diseño de mejores estrategias para beneficiar a nuestros trabajadores”, concluyó la Seremi.