Más de dos toneladas de ayuda donadas por la comunidad natalina a los hospitales de Río Turbio y 28 de Noviembre permanecen en Puerto Natales debido al cierra de la frontera binacional.

En la última semana de marzo, ante la crítica situación que enfrentaban los hospitales de la cuenca carbonífera del vecino país, se inició una campaña impulsada por el Pueblo Artesanal Ether Aike, al que se sumaron otros gremios del turismo. En escasos días se logró reunir más de dos toneladas de ayuda y dinero en efectivo.

El listado de lo que se requería fue confeccionado por los médicos argentinos. Entre lo recolectado se encuentran más de 8.800 mascarillas; 1.100 cofias; 88 escudos faciales; 636 cubre calzados; 590 pecheras; más de 150 litros de alcohol gel; pañales; papel higiénico; gasas, entre otros artículos.

La grave situación que existe en las localidades argentinas fue informada a la presidenta del Pueblo Artesanal Ether Aike, Ana María Díaz, por parte del comunicador argentino, Cristián Oliva, dando inició a la idea de ayudar a los hospitales “Doctor José Alberto Sánchez”, de Río Turbio, y “San Lucas”, de 28 de Noviembre.

Sin embargo, pese a las gestiones realizadas ante la Gobernación de Ultima Esperanza y el consulado en Río Gallegos no se ha logrado hasta el momento determinar un mecanismos para que esta ayuda llegue al vecino país, con quien existe un fuerte lazo al existir una importante población de ex trabajadores del mineral de carbón de Río Turbio radicada en Puerto Natales.

Donación de vacunas

Por otro lado, tampoco habido respuesta oficial en torno a la propuesta realizada a fines de marzo por el senador magallánico Carlos Bianchi Chelech, en el sentido de materializar una donación de 15 mil vacunas contra el Covid-19, por parte de Chile a los habitantes de la cuenca carbonífera de Río Turbio.

En su oportunidad, el senador Bianchi señaló que iba a realizar la petición formal a la presidenta de la Cámara Alta, Yasna Provoste.

En la ocasión, el legislador austral dijo que “mi propuesta busca devolverle la mano al sur argentino, que desde siempre ha cobijado a los chilenos, principalmente a los de Puerto Natales. Chile siempre ha tenido mucha cercanía y uso de Río Turbio, ya sea en materia laboral, por la mina, como así en materia de compras, alimentos, combustibles y también en educación”.

Se calcula que un 40% de los habitantes de la cuenca carbonífera argentina son chilenos. A ellos se suman cerca de 500 jubilados del mineral trasandino que viven en Natales.

No obstante, para concretar esta ayuda médica se necesita el visto bueno de las autoridades argentinas.