Las obras que mantienen cortada la Ruta 9 Norte entre el kilómetro 30 al 41,5, consisten en la conservación del pavimento de asfalto, al cual se le realiza una mejora mediante un cepillado mecánico, sellado de grietas, bacheo superficial con mezcla en caliente y para finalizar, un riego de neblina.

Así lo explicó Valeria Oyarzo, la inspectora fiscal del Departamento de Contratos de la Dirección de Vialidad de Magallanes, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, quien aclaró que “con este proyecto se le devolverá a la plataforma un nivel de serviciavilidad adecuado a los tránsitos existentes, devolviendo las medidas de seguridad originales a la calzada y así mejorar el confort de los usuarios”.

En palabras más simples, según Oyarzo, “el contrato consiste en la reparación de los baches en la zona de asfalto desde el kilómetro 30 al 41,5 de la Ruta 9. El trabajo consiste en sacar los baches mediante un fresado y asfalto caliente”.

Estos trabajos en la ruta del lado norte de Punta Arenas, tienen un 55% de avance de acuerdo al contrato: “Los trabajos, a cargo de la Constructora Vilicic, comenzaron en octubre. La obra culminará a finales de enero”, subrayó Oyarzo.

Además, la inspectora fiscal añadió: “El presupuesto inicial fue de $780 millones, pero hubo una modificación del contrato y finalmente el presupuesto fue de $900 millones aproximadamente, porque el tramo de baches estaba muy deteriorado”.

En tanto, el director de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, Francisco Orozco, acotó que “en el eje de la calzada se producía una línea longitudinal en la cual costaba transitar. Ahora, al cepillar, tendremos un nivel parejo para que el automovilista no tenga ningún problema al adelantar”.