En el Cementerio Padre Pedro María Rossa de Puerto Natales descansan, desde el lunes 29 de marzo, los restos del destacado comunicador, Alfredo Fernández, quien falleció en Punta Arenas luego de una larga enfermedad.

Ese día sus hijos trasladaron sus restos a la ciudad a la cual “siempre quiso volver, porque se sentía un natalino más, pero las circunstancias de la vida hicieron que no pudiera retornar, por eso nosotros regresamos con él para que descanse en Natales”, recordó su hija Liliana Fernández, quien aprovechó la oportunidad de agradecer las grandes muestras de cariño que recibieron de parte de los natalinos.

Agregó que “nos dimos cuenta ahora, cuando se supo la noticia de la partida de mi papá, de todo el cariño que todavía mucha gente conservaba por él. Nosotros a mi papá lo llevamos a Punta Arenas, hace algunos años por sus problemas de salud, y porque estaba muy solo acá. Necesitaba cuidados especiales y la compañía que solamente nosotros podíamos darle”.

Fueron años complicados por el delicado estado de salud en que se encontraba Alfredo Fernández. En esos momentos, además del cuidado, contó con el acompañamiento y el cariño de sus cuatro hijos, sus ocho nietos y su bisnieta.

El lunes 29 de marzo luego de un responso se realizaron los funerales del destacado hombre de prensa y radio, nacido en Osorno y que llegó muy joven a estas tierras australes, dejando un recuerdo imborrable en la ciudad de Puerto Natales.