Las bibliotecas públicas son espacios para la lectura, el acceso cultural, la recreación y -por, sobre todo- para el encuentro comunitario, pero debido a la emergencia sanitaria se han mantenido cerradas al público presencial desde marzo y han continuado su labor a través de canales digitales. Cuando sea el momento, muchas de ellas abrirán nuevamente sus puertas con equipamiento y mobiliario renovado para la comunidad, gracias al Programa de Mejoramiento Integral de Bibliotecas Públicas (PMI) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que entregará más de $483.421.000 para su versión 2020.

Entre los treinta y siete espacios favorecidos con esta iniciativa se encuentran las bibliotecas de las comunas de Torres del Paine y San Gregorio, en la región de Magallanes. 

La ministra de las Culturas Consuelo Valdés destacó que “con este programa buscamos igualar las oportunidades de desarrollo para las bibliotecas a lo largo del país, apoyando a aquellas que presentan necesidades de mejoras en equipamiento, infraestructura y colecciones bibliográficas. Como Ministerio nos enorgullece anunciar que este año un total de 37 proyectos de 13 regiones del país recibirán financiamiento, con un monto total que supera los 483 millones de pesos, que serán destinados a bibliotecas que poseen un potente valor simbólico y de pertenencia en cada una de sus comunidades”. 

El Programa de Mejoramiento Integral (PMI) es una iniciativa que implementa el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, mediante el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas y que surgió en 2012 con el propósito de igualar oportunidades de desarrollo para las bibliotecas, apoyando a aquellas que presentan necesidades de mejoras en áreas específicas: equipamiento, infraestructura y colecciones bibliográficas. Desde su implementación se han asignado fondos por más de $4 mil 800 millones que han permitido financiar un total de 292 proyectos en 202 comunas del país. 

Proyectos beneficiados

En el caso de la Biblioteca Pública N° 329 de San Gregorio, el proyecto considera la implementación de medios básicos e innovadores de sonido. Para ello recibirá de este programa un monto de dos millones seiscientos sesenta y tres mil quinientos diez pesos ($ 2.663.510). Mientras que la biblioteca de Torres del Paine, contará con un aporte de cuatro millones cuatrocientos noventa y ocho mil cuatrocientos ochenta y ocho pesos ($ 4.498.488), que serán destinados al mejoramiento de las condiciones físicas y técnicas de su auditorio.

A nivel nacional recibirán financiamiento son: Alto del Carmen (Atacama); La Serena (Coquimbo); Quintero, Concón, Cartagena, El Tabo/Las Cruces y El Tabo (Valparaíso); Rengo, Pichidegua, Pumanque y Pichilemu (O’Higgins); Romeral (Maule); Yungay y San Nicolás (Ñuble); Alto Bío Bío, San Rosendo, San Pedro de la Paz y Lebu (Bío Bío); Saavedra/Puerto Domínguez, Lumaco, Saavedra y Pitrufquén (Araucanía); La Unión (Los Ríos); Hornopirén, Osorno/Rahue Alto, San Pablo, Quellón, Dalcahue y Cochamó/Río Puelo (Los Lagos); Lago Verde y Tortel (Aysén); El Monte, Independencia, Maipú/N° 378 y Maipú/N° 380 (Metropolitana).