A raíz de las graves secuelas de una brutal golpiza recibida el fin de semana dejó de existir ayer en el Hospital Clínico de Magallanes un guardia de seguridad que había sido evacuado de urgencia desde la ciudad de Puerto Natales donde había sufrido ataque en la mañana del sábado 3 de abril.

La víctima fue identificada como Samuel Zapata Batista, de 52 años, a quien le sobreviven dos hijos y un nieto. Oriundo de la Región de Los Lagos, se encontraba desde hace décadas en la Región de Magallanes.

Zapata Batista arrendaba una habitación en un hostal ubicado en calle Bulnes casi esquina Ramírez en la ciudad de Puerto Natales, donde se reunió a compartir el fin de semana con su hijo y un conocido identificado como Diego Palacios Améstica, de 30 años. De acuerdo a la versión de testigos este último le habría agredido con un elemento contundente en la cabeza, provocándole lesiones de carácter grave. Debido al delicado estado de la víctima, el mismo día sábado 3 de abril fue trasladado al Hospital Clínico de Magallanes.

Por su parte, su agresor fue detenido, siendo formalizado el domingo 4 de abril ante el Juzgado de Letras y Garantía de Puerto Natales, donde fue imputado por el delito de lesiones graves, quedando en libertad con las medidas cautelares de firma quincenal y prohibición de acercarse a la víctima por el plazo que dure la investigación en su contra.

Ayer, al conocerse el deceso de la víctima, se ordenó la concurrencia de la Brigada de Homicidios de la PDI de Punta Arenas a la ciudad de Puerto Natales para hacerse cargo de los peritajes.

Al cierre de esta edición aún no era ubicado el victimario, por lo que se realizaba su búsqueda por distintos puntos de la ciudad y de la provincia de Ultima Esperanza.