NAVIMAG pagará casi $3 mil millones a más de 2 mil pescadores demandantes tras accidente de ferri

Este jueves, el ministro de fuero de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, Marcos Kusanovic, firmó la transacción, finiquito, desistimiento y renuncias de las acciones interpuestas por las partes en un juicio por la Ley de Navegación, iniciado en 2017, con motivo del siniestro que afectó al buque Amadeo I de la empresa Navimag, que encalló luego de chocar con una roca en el paso Kirke, en la provincia de Última Esperanza, el 18 de agosto de 2014.

De esta manera, y luego de cinco años de litigio, un grupo de 2.375 pescadores, todos demandantes, aceptó la negociación a la que arribaron sus abogados con la demandada, en este caso Navimag. 

Así las cosas, la compañía naviera se compromete a pagar dentro del plazo de 5 días hábiles desde que el ministro Kusanovic dicte y notifique la resolución que apruebe la transacción, finiquito, desistimiento y renuncia de acciones, a los Abogados Harry Jerez y César Barra, en representación de los demandantes, la suma única y total de $2.917.350.000.

De este modo, las partes arriban a este acuerdo con el único propósito de terminar extrajudicialmente el litigio pendiente. En representación de Navimag Carga, en su calidad de propietaria de la ex nave rolón rolof Amadeo I, actuó el abogado Jorge Plaza Oviedo.

Los demandantes acusaron que el derrame de hidrocarburos provocado por el accidente del ferri, generó un grave daño ambiental a todo el entorno marino, ocasionando un grave detrimento al patrimonio ambiental y enormes perjuicios a la biodiversidad de la zona, al borde costero y al medio marino en general.

Advirtieron que “el derrame de hidrocarburos ha provocado enfermedades, deformaciones, mutaciones y menor crecimiento en los organismos sobrevivientes; déficit reproductivo, y por lo tanto, disminución de abundancias futuras; cambio de zonas de alimentación de las diversas especies, produciendo un desplazamiento en las zonas de pesca”. 

La demanda se sustentaba en que “el propietario, naviero u operador de la nave incurrieron en una acción consistente en la decisión de permitir la navegación con rumbo al paso Kirke o bien, en una omisión, al no impedir esa navegación y rumbo, entre otras cosas, en un horario no recomendable y en condiciones no óptimas”.

En total, reclamaban una indemnización de 12 mil 364 millones 685 mil 400 pesos.

Pese a esta transacción, hay una segunda demanda de otro grupo importante de pescadores que se mantiene en tramitación, cuya pretensión económica supera las expectativas de la demandada.