Oficial de la Armada publicó artículo sobre la importancia de la señalización marítima Internacional en Red de Mujeres de Autoridades Marítimas

La Teniente 2° Litoral Señalización Marítima Valeria León Maturana, dotación de la Gobernación Marítima de Punta Arenas, publicó un artículo en torno a la importancia de la Señalización Marítima Internacional, a través de la Red de Mujeres de Autoridades Marítimas (Red MAMLa).

Es importante señalar que la Organización Marítima Internacional (OMI), ha realizado importantes esfuerzos para que las mujeres alcancen mayores niveles de representación dentro del sector marítimo, ejemplo de ello, fue la creación del Programa de Integración de la Mujer en 1988, bajo el cual se han conformado Asociaciones de Mujeres del Sector Marítimo (WIMA), en África, los Estados árabes, Asia, el Caribe, Latinoamérica y el Pacífico, cubriendo 152 países y 490 territorios dependientes, como plataformas para debatir cuestiones de género, compartir experiencias y buenas prácticas, recibir capacitación y mejorar la implantación de los instrumentos OMI.

En concordancia al Programa de Integración de la Mujer, la Red de Mujeres de Autoridades Marítimas fue establecida en diciembre de 2017, a través de la Declaración de Valparaíso y durante la Primera Conferencia Regional: “La Mujer en las Autoridades Marítimas de América Latina y Centroamérica” realizada en Chile, en la que participaron los 19 Estados Miembros, gracias a la organización de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante de Chile (DIRECTEMAR), con el apoyo de la Organización Marítima Internacional (OMI) y del Gobierno de Malasia, convirtiéndose en una de las 7 Asociaciones de Mujeres del Sector Marítimo (WIMA) creadas dentro del citado Programa, gozando de independencia y autonomía..

En su artículo la Teniente León destaca que en la actualidad, en un mundo globalizado, las rutas marítimas han pasado a ser protagonistas en el comercio marítimo, el que se ha incrementado en forma exponencial, presentando grandes desafíos a los países.

El Estado de Chile, a través de la Armada, ha mantenido siempre una presencia importante en el quehacer nacional, no sólo en la defensa, sino que también en el ámbito marítimo, ejerciendo parte de sus capacidades en la vigilancia oceánica y una constante preocupación por contar con una extensa red de ayudas a la navegación.

Afirmando que “Hoy, nuestro país ejerce la Autoridad Marítima a través de una gran estructura organizacional amparada en su marco legal nacional, en donde se establece como máxima autoridad a la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (DIRECTEMAR), recayendo inmediatamente su continuidad en las Gobernaciones Marítimas y las Capitanías de Puerto, diseminadas a lo largo del país”.

Complementando que “una de las funciones principales de la Armada de Chile es velar por la seguridad de la navegación marítima, fluvial y lacustre. Teniendo en cuenta que nuestro país posee un extenso litoral, tiene incorporado en sus costas y bajos fondos una importante red de ayudas a la navegación a través de la Señalización Marítima que apoya y brinda seguridad a todas las naves mayores y menores que navegan en el Mar Territorial”.

Es de esta manera que bajo este concepto Chile acepta las recomendaciones entregadas por la Asociación Internacional de Ayudas Marinas a la Navegación y Autoridades de Faros (IALA), asociación técnica internacional sin fines de lucro, que reúne a autoridades de ayudas a la navegación, fabricantes, consultores e institutos científicos y de formación de todas partes del mundo. Esta asociación se enmarca con la Organización Marítima Internacional (OMI), organismo especializado de las Naciones Unidas responsable de la seguridad y protección de la navegación y de prevenir la contaminación del mar por los buques.

Ambas organizaciones citadas anteriormente (IALA y OMI), han trabajado junto a otros organismos internacionales en la continua mejora y armonización de las ayudas a la navegación marítima. Cabe destacar que, en el año 1961, la IALA fue una de las primeras ONG a la cual se concedió el estatus consultivo en la OMI, pasando a ser de gran aporte en el ámbito de la seguridad y eficiencia de la navegación con la contribución de conocimientos técnicos para diversos dispositivos. Además, es menester mencionar algunos proyectos de la IALA que son liderados por la OMI tales como:

El desarrollo del Sistema de Identificación Automática (AIS), Sistema GPS Diferencial, el Sistema de Balizamiento Marítimo y la orientación sobre los Servicios de Tráfico Marítimo. La participación de mujeres marineras en los cursos impartidos por Organizaciones de Capacitación Acreditadas alrededor del mundo, en cooperación con la Academia de la IALA, siendo una instancia para proporcionar instrucción específica para las mujeres en el mar, facilitando el acceso a formación técnica de alto nivel en el sector marítimo, y generando oportunidades de desarrollo profesional en administraciones marítimas, puertos e institutos de capacitación marítima.

La Teniente 2° Valeria León destaca que “la Señalización Marítima Nacional comprende una red de ayudas a la navegación, compuesta por sistemas de balizas, boyas y faros que permiten al navegante conocer su posición, ubicar peligros y trazar una ruta segura hasta su destino”.

En la actualidad, Chile cuenta con más de 1.286 señalizaciones marítimas a lo largo de su costa. Estas señales requieren para su instalación, de la realización de estudios tendientes a buscar los puntos más adecuados tomando en cuenta las necesidades de los usuarios y las sugerencias del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), para que posteriormente, personal especializado sea el encargado de instalarlas y mantenerlas.

Es por esto que cabe destacar la importancia que tiene la señalización marítima tanto a nivel nacional como internacional.

Concluye la oficial especialista en Señalización Marítima que “Chile es un país marítimo por excelencia que depende del comercio marítimo, por lo que contar con una red sólida de ayudas a la navegación resulta fundamental para nuestro intercambio internacional y para la seguridad en la navegación, pues su existencia permite proveer de rutas seguras y expeditas a las naves nacionales e internacionales y de esa forma:

Contribuir directamente a la seguridad de la vida humana en el mar (SOLAS) Favorecer el cuidado del medio ambiente previniendo la contaminación por buques (MARPOL), y Evitar accidentes que puedan provocar la pérdida de vidas humanas y contaminaciones irreparables por hidrocarburos o cargas peligrosas derramados al océano, entre otros”.

El artículo se encuentra disponible en inglés y español en la página web de la Red MAMLa, siendo un análisis que describe parte del trabajo que realiza la Institución en sus esfuerzos constantes por salvaguardar la vida humana en el mar, a la seguridad e intereses territoriales, así como al desarrollo nacional y accionar del Estado.