O’Higgins y sus cartas magallánicamente históricas

Por Antonio Yakcich Furche
Presidente Instituto O’Higginiano de Rancagua

Magallanes no fue solo una palabra en boca de un moribundo O’Higgins, muy por el contrario, en su mente y espíritu el prócer sentía que algo le faltaba aún por hacer, antes de pasar al más allá y ello era la integración del austral territorio a la naciente República.

Algunos ejemplos de lo anterior, son las numerosas cartas enviadas desde su ostracismo a diversos personajes, en las cuales les manifestaba sus planes magallánicos.

En julio de 1830 escribió una carta cuyo destinatario no recogió la historia, en que habla de la colonización austral, en octubre del mismo año envía una misiva al Presidente Joaquín Prieto, en que le manifiesta que todos los pueblos originarios de la zona deben ser considerados chilenos.

En 1831 le transmite a su amigo John Doyle la importancia que Chile tuviera  la llave de acceso al Pacífico y la necesidad de navegación a vapor por el estrecho.

Al ver cerca su final y angustiado por la nula reacción, se esfuerza reiteradamente en sensibilizar sobre el tema a las autoridades, enviando en los últimos meses de vida, a lo menos cuatro cartas al Presidente Manuel Bulnes Prieto y dos al Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, Ramón Luis Irarrázaval.

Bernardo, no vería en vida el fruto de sus esfuerzos.