Esperanzado que la justicia revertirá su primer veredicto e impondrá la cárcel efectiva para los acusados en la causa por el asesinato de su hijo Gonzalo Muñoz, se mostró su padre Alejandro Muñoz, durante una visita por motivos particulares realizada a Puerto Natales.

El pasado 15 de enero de este año la Corte de Apelaciones de Punta Arenas acogió el recurso de nulidad deducido por el Ministerio Público, tras los alegatos expuestos el miércoles 26 de diciembre de 2018, donde el fiscal regional Eugenio Campos solicitó que se acogiera en todas sus partes la acción judicial interpuesta en contra de la sentencia condenatoria y que se llevara a cabo un nuevo juicio oral no sólo para Miguel Delgado Velásquez, ex carabinero que cumple una pena de 12 años de presidio efectivo como autor del homicidio simple de Gonzalo Muñoz del Campo, sino también para el ex guardia de seguridad Sebastián Cáceres y el ex carabinero Pedro Loncuante, los otros imputados que habrían estado implicados en la brutal agresión.

Alejandro Muñoz Sanhueza dijo estar tranquilo junto a su esposa esperando el nuevo juicio que se inicia el jueves 2 de mayo en la ciudad de Punta Arenas. “Nosotros junto al fiscal regional Eugenio Campos estamos buscando que se haga justicia” expresó.

Añadió que los “errores y horrores” que se cometen se deben pagar primero en la tierra y eso para ellos eso significa que “deben pagarlo con cárcel efectiva todos los involucrados en este asesinato. Queremos cárcel para los tres”.

Dijo que las penas están determinadas por la ley. “Nosotros no vamos a pedir cadena perpetua. Vamos a pedir lo justo y que todos paguen con pena de cárcel y que haya un precedente. Que nunca más personas que deben cuidar a nuestros hijos los violenten. Nunca más. Menos en una ciudad como ésta, como Puerto Natales que era una ciudad de paz”.

Desde el 8 de julio del año 2017 la vida de Alejandro y su esposa Andrea del Campo Rojas han pasado por permanentes vaivenes y emociones.

Primero, saber de la brutal agresión que sufrió, luego los meses que pasó en la Uci del hospital regional. Durante este periodo, en siete ocasiones, le dijeron que tenía horas de vida, para luego recuperarse hasta finalmente fallecer el 16 de mayo del año 2018. Luego de ello vino el juicio donde uno de los imputados quedó en libertad, sin cargos (Pedro Loncuante) el otro carabinero (Miguel Delgado) condenado a 12 años de pena efectiva y el guardia de seguridad Sebastián Cáceres finalmente condenado por el delito de lesiones graves cometidas contra la víctima Sady Galindo Soto.

Al respecto dijo que “hemos sabido soportarlo porque hemos tenido el cariño de mucha gente que nos da fuerza y nos permite vivir y Gonzalo que también nos enseñó que teníamos que vivir”.

El fiscal jefe de Puerto Natales, Cristián Muñoz, llevará este juicio con el apoyo del titular de la causa, el fiscal regional Gonzalo Campos.