Parque Nacional Torres del Paine vivirá su primer simulacro de incendio del año

Dentro del contexto de la preparación del Sistema de Protección Civil de la Provincia de Última Esperanza, se desarrollará durante dos días un simulacro de incendio forestal de alta complejidad, en el Parque Nacional Torres del Paine.

Este simulacro involucró la participación y el despliegue de diversas instituciones públicas como Conaf, Bomberos, Salud, autoridades tanto de la Gobernación Provincial como del municipio de Torres del Paine, empresas turísticas, así como la activación de los protocolos de emergencia de las fuerzas armadas, de orden público y de otros servicios de la Provincia.

El llamado que se hace a la población civil que transite por la zona del Parque Nacional, es a estar atentos y dar paso a los vehículos de emergencia, siguiendo con total normalidad su día, ya que no se solicitará ningún tipo de evacuación o intervención de civiles en este entrenamiento de emergencia.

El simulacro comenzó ayer con trabajos correspondiente a mesas técnicas en la Gobernación Provincial entre las entidades.

Mañana, desde las 9 horas empezará a ejecutarse el simulacro en Parque Nacional Torres del Paine que compone un trabajo operativo en terreno con el Comando de Incidente liderado por Conaf.

Desde el mediodía se verificarán los trabajos técnicos llevados en terreno para de esa forma poder corregir los errores que se pudieran haber cometido durante el simulacro.

Ante este evento, José Linnebrink, superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, comentó que “este simulacro es para verificar el grado de preparación de todos los entes involucrados, la idea es poder estar preparados ante una situación real, este trabajo estaba determinado hace tiempo, en ningún momento se pensó en que pudieran haber condiciones climáticas que pudieran ayudar al simulacro”.

Durante el operativo no se harán participes a los turistas que se encuentren en Torres del Paine, principalmente, “para evitar malos entendidos y que se pueda generar una falsa alarma con los visitantes”, puntualizó el superintendente Linnebrink.