Una intensa b煤squeda se encuentra realizando en Puerto Natales la Polic铆a de Investigaciones de una pareja que estar铆a implicada en el homicidio frustrado de un contador, hecho de sangre ocurrido en la ciudad de Punta Arenas, el pasado 20 de octubre. 

La Brigada de Homicidios cuenta con las identidades y fotograf铆as de ambas personas, lo cual signific贸 incluso alertar los pasos fronterizos de Ultima Esperanza ante el temor de que los presuntos involucrados pudieran tratar de huir del pa铆s.

De acuerdo a antecedentes emanados de fuentes policiales, se tratar铆a de una natalina de 29 a帽os, de iniciales V.S.O., de un metro y medio de estatura, tez rosada, contextura media, iris pardos, cabello casta帽o claro, la cual es calificada como agresiva y peligrosa, y de su pareja identificada con las iniciales M.R.A., de 40 a帽os, moreno, contextura muy delgada, iris oscuros, cabello corto, casi calvo, quien posee un tatuaje de l谩grima negra bajo el ojo izquierdo y tatuajes en ambos antebrazos, el cual se encontrar铆a armado y tambi茅n ser铆a un sujeto peligroso.

La Brigada de Homicidios se encuentra tras sus pasos porque sus nombres surgieron en el proceso de investigaci贸n del baleo consumado en la noche del pasado martes 20 de octubre en la ciudad de Punta Arenas, donde cuatro sujetos llegaron hasta un domicilio ubicado en calle Manuel Aguilar, a unos 1.500 metros hacia el poniente de la Avenida Eduardo Frei. En circunstancias que se investigan los sujetos ingresaron al inmueble donde ataron a su ocupante, registrando todo el lugar.

Al escuchar ruidos y golpes extra帽os, su primo, que vive en una casa colindante, identificado como V铆ctor Segovia Monsalve, de 42 a帽os, sali贸 en auxilio de su familiar, momento en que salieron los sujetos disparando. Uno de los proyectiles le impact贸 en la cabeza, debiendo ser sometido a una intervenci贸n quir煤rgica de urgencia en el Hospital Cl铆nico de Magallanes, donde se mantiene internado con diagn贸stico reservado.

Aunque en un comienzo no exist铆an mayores indicios sobre el hecho, las indagaciones han ido cercando a los presuntos culpables, aunque se aclar贸 que el proceso se mantiene en plena investigaci贸n.