Tras una investigación que realizaron en conjunto la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (BRIDEC) de la Policía de Investigaciones y la Fiscalía Local de Punta Arenas se logró detener en una vivienda de la capital magallánica a un grupo de personas que se encontraban realizando apuestas de manera clandestina. 

Detectives de la PDI concurrieron hasta el inmueble donde detuvieron a 11 hombres y una mujer, tres de ellos con antecedentes policiales, en un operativo efectuado en coordinación con la SEREMI de Salud, la Coordinadora Regional de Seguridad Pública y personal de Seguridad Ciudadana del Municipio. 

Respecto al procedimiento, el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos Punta Arenas, subprefecto Daniel Medina, detalló que “esta investigación se genera en base a una denuncia que realiza la SEREMI de Salud, referente a un posible casino clandestino que estaría funcionando. Por lo anterior, se efectuaron diversas diligencias investigativas durante todo este tiempo con la finalidad de poder establecer fehacientemente el funcionamiento”.

Por este motivo, la PDI gestionó con el Ministerio Público una orden de entrada y registro a la vivienda, que fue otorgada por el Juzgado de Garantía de Punta Arenas y la tarde de este domingo se logró la detención de 12 personas por infracción al Artículo 318 del Código Penal y a los Artículos 277, 278 y 279 del Código Penal.

En esa misma línea, el subprefecto Daniel Medina agregó que “en el interior se encontraron a doce personas jugando apuestas, además se hallaron fichas, cartas y dinero en efectivo”.

En tanto, la coordinadora Regional de Seguridad Pública, Pamela Flores, señaló que además de realizar una actividad prohibida y estar funcionando de manera clandestina, se estaban infringiendo las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria cuando la comuna de Punta Arenas se mantiene en cuarentena. 

“Sabemos la normativa sanitaria que impide la aglomeración de personas, no podemos realizar ningún encuentro social, por lo que además en este lugar se estaban infringiendo todas las medidas sanitarias”, señaló Pamela Flores. 

Por último, personal de la SEREMI de Salud Magallanes inició sumarios sanitarios a las personas involucradas.