El Ejército desarrolla su quehacer diario en cinco áreas de misión, siendo una de ellas la defensa. Para cumplir esta tarea la Institución mantiene un estricto programa de instrucción y entrenamiento en todas sus unidades. Su fin es claro, contar con personal capacitado para desenvolverse en distintos escenarios.

En este contexto, en tierra del Fuego, hombres y mujeres del Destacamento Motorizado N° 11 “Caupolicán” realizaron tareas de instrucción y entrenamiento en tiro de morteros desde carros mowag, como parte del Periodo de Especialización Técnica. 

De esta manera, el personal de planta y soldados conscriptos, logran mantener sus capacidades y entrenamiento de manera eficaz.

“Gracias a esta instancia de entrenamiento pudimos corroborar la alta efectividad en base a la movilidad y poder de fuego de nuestra unidad, para cumplir a cabalidad nuestra misión”, explicó el Teniente Diego Fabres E., comandante del pelotón de mortero mediano.