“Ya se acortaron los días y estamos sufriendo lo de todos los años con una energía eléctrica restringida. A la medianoche ya quedamos sin luz y las luminarias ni siquiera pueden encenderse afuera”, relata Isabel Negüe, una de las habitantes de Puerto Edén.

El centenar de pobladores que vive en la localidad ubicada en la isla Wellington y a unas 34 horas de navegación desde Puerto Natales, ya sufre de un problema sin solución por años. Disponen de una energía eléctrica que funciona entre las 8 y 15 horas en el primer tramo y de 17 a medianoche al atardecer.

“Nosotros sufrimos mucho con este problema porque hace tiempo debió ser solucionado”, recalca Isabel Negüe.

Sin embargo, el gobierno trabaja hace tiempo en un plan que busca implementar diferentes iniciativas que promoverán nuevas inversiones y donde está priorizada por la misma comunidad mejorar el suministro de energía eléctrica.

El conjunto de medidas se enmarcan en el llamado Plan de Zonas Rezagadas que lanzó el gobierno central el año pasado para apoyar a diferentes localidades del país. Estas obras han sido definidas y próximamente serán sometidas a la aprobación definitiva por parte del Consejo Regional.

Acciones propuestas

Jacques Roux, jefe regional de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, explica que lo ideal es que ello quede definido en las próximas dos semanas. Inicialmente se esperaba que los consejeros regionales y personeros del gobierno regional viajaran a Puerto Edén entre marzo y abril para exponer a los pobladores el conjunto de medidas previstas en este plan, pero la pandemia mundial cambió el rumbo de las acciones.

“En el verano hicimos el trabajo con la comunidad y ellos priorizaron como primer proyecto a ejecutar el mejoramiento del suministro de energía eléctrica dadas las actuales condiciones”, sostiene el jefe  local de la Subdere.

Un segundo proyecto por abordar se relaciona con el mejoramiento del sistema de alcantarillado. Si bien disponen de agua potable es necesario encauzar la descarga de éstas. Para ello se prevé repetir el sistema implementado en la localidad de Caleta Tortel, Región de Aysén, donde el sistema de ductos quedó instalado con una red sobre la superficie considerándose la morfología de esta isla donde predomina un suelo rocoso y grandes paños de turba.

También se postula desarrollar un plan de mejoramiento de las viviendas. Actualmente se trabaja en el levantamiento de la información respecto a las necesidades de cada casa de Puerto Edén.

“Nos falta que el Consejo Regional y la comunidad ratifiquen lo que se ha trabajado en el diseño de este plan. Lo ideal era viajar, pero de lo contrario estamos viendo si enviaremos el documento a los delegados de la comunidad de Puerto Edén para que lo evalúen y lo validen”, precisa Roux.

Al visarse el plan por el Core y la comunidad, con una decena de iniciativas, el gobierno regional enviará el documento oficial a la Subsecretaría de Desarrollo Regional desde donde se despachará a la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda para la postulación de los dineros.

El monto global aún no está definido, aunque se prevé que la aprobación de recursos se extendería en un horizonte de ocho años.

Igualmente hay disposición en incorporar un financiamiento parcial para comenzar desde el próximo año.

“Eso es lo que tenemos previsto, pero claro está que también por la situación que se vive todo está sujeto a los ajustes que contemplen las asignaciones presupuestarias para el futuro”, dice Jacques Roux.

Solución definitiva

Juan Carlos Tonko, directivo de la Asamblea Territorial de Puerto Edén, apuesta a que esta vez llegue una solución definitiva para establecer un adecuado sistema de generación eléctrica.

Recuerda que en el pasado se instaló un motor generador nuevo que duró cinco años. “Al llegar el nuevo sistema la gente comenzó también a comprar más artefactos como lavadoras, congeladoras y refrigeradores. Esto superó la capacidad del motor”, describe.

Actualmente el suministro se respalda con dos motores generadores de 200 kilowatts cada uno, pero el funcionamiento está igualmente restringido por el combustible, señala Tonko.

El directivo de la Asamblea Territorial de Puerto Edén aboga porque el plan responda a superar las carencias y así permita un desarrollo futuro que cambie el destino de la localidad de los canales patagónicos.

“Cualquier actividad económica que quiera desarrollarse choca con la incapacidad del suministro eléctrico y con la falta de un buen sistema de alcantarillado y planta de tratamiento de aguas”, recalca Juan Carlos Tonko.