Preocupaci贸n caus贸 en Puerto Natales el leaseback que pone en compraventa el terminal de buses de la ciudad, con el cual se espera obtener un monto de aproximado a los $800 millones que estar铆an destinados a enfrentar el pago de las demandas ganadas por los docentes ante los tribunales, por el no pago de los bonos proporcionales otorgados por la Subvenci贸n Adicional Especial.

La ex consejera regional Antonieta Oyarzo manifest贸 su preocupaci贸n por este tema y expres贸 que por este medio se est谩 tratando de rescatar a la Corporaci贸n Municipal de una 鈥渕ala administraci贸n鈥.

Dijo que hay indicadores p煤blicos que establecen que los d茅ficit han ido aumentando del a帽o 2013 hasta el 2018 en la Corporaci贸n Municipal.

Expres贸 que 鈥渟i podr铆amos graficarlo estamos hablando de un barril sin fondo. Hoy queda en evidencia que la educaci贸n p煤blica en Natales requiere de una cirug铆a mayor. Siento que es lamentable que se haya llegado a esta situaci贸n despu茅s de tantos a帽os de una administraci贸n aparentemente exitosa y que ad portas de terminar se empiece a hipotecar infraestructura ciudadana que fue construida con fondos p煤blicos y que hoy entre a una transacci贸n financiera poniendo en riesgo el patrimonio de nuestra ciudad鈥.

Calific贸 como un error que se haya aprobado esta transacci贸n, porque no se iba a mejorar la gesti贸n al frente de la Corporaci贸n Municipal porque se le traspasen fondos frescos.

Acot贸 que 鈥渆l leaseback es una medida de emergencia frente a un proceso administrativo que fue mal llevado鈥.

Agreg贸 que se han traspasado una serie de fondos a las Corporaciones destinados a regularizar las deudas, los que hasta el momento no han sido suficientes, pese a que se tratan de montos millonarios.

Dijo que 鈥渟er铆a bueno conocer a qu茅 se han destinado todos esos fondos y a qu茅 se debe este gran d茅ficit que presenta la Corporaci贸n Municipal de Natales鈥.

Heredar una pesada carga

Lament贸 que gestiones municipales que han tenido durante muchos periodos la administraci贸n de una ciudad y que ven que est谩n llegando a su fin comiencen a endeudarse para solucionar los grandes errores administrativos que han cometido y tambi茅n hacer m谩s dif铆cil la tarea de quien los reemplazar谩 frente al municipio. Agreg贸 que 鈥渆s f谩cil gobernar entre inauguraciones y cortes de cinta, pero es en el periodo de crisis donde una autoridad muestra de qu茅 est谩 hecho. Esta administraci贸n municipal se est谩 cayendo a pedazos y la mayor evidencia es la situaci贸n actual de la Cormunat鈥.

Leaseback aprobado

En mayo de este a帽o el Concejo Municipal aprob贸 la realizaci贸n de un leaseback con el voto en contra del concejal Guillermo Ruiz. El mencionado instrumento financiero permite transformar un activo fijo en liquidez, el cual se realiza mediante un contrato de compraventa. Una vez superado el tr谩mite ante el Concejo Municipal la propuesta debe ser aprobada por el Ministerio de Hacienda, el cual en este caso ya la autoriz贸. Ahora se inicia un proceso de licitaci贸n ante las entidades financieras donde se pondr谩 en compraventa el terminal de buses. Tampoco se ha determinado el periodo de pago, que puede ser entre 6 a 8 a帽os.

El alcalde Fernando Paredes ya hab铆a adelantado que este sistema era el 煤nico con el cual se pod铆a enfrentar el pago de las  demandas ganadas en tribunales por el profesorado natalino por la no cancelaci贸n en su momento de los bonos proporcionales de la Subvenci贸n Adicional Especial. Aunque la Corporaci贸n Municipal defendi贸 ante tribunales que dichos bonos se hab铆an cancelado en su momento (antes del inicio del periodo alcaldicio de Fernando Paredes) los tribunales determinaron que lo anterior no fue as铆.

Ya el a帽o pasado los tribunales obligaron a pagar a la Cormunat una demanda presentada por 33 profesores por un monto de $400 millones aproximadamente. Luego un grupo de 66 docentes gan贸 ante la Corte Suprema una nueva demanda. El monto a煤n se encuentra en estudio, el cual debiera ser entre $600 a $800 millones. Para este 煤ltimo se requiere los dineros que provengan del leaseback con el fin de evitar que los tribunales obliguen a su pago, lo cual podr铆a implicar el embargo de las cuentas corrientes de la Corporaci贸n Municipal.