El Delegado del Jefe de la Defensa Nacional de la Región de Magallanes y Antártica Chilena en la Provincia de Ultima Esperanza, informó de la situación que afecta a un miembro del Destacamento Acorazado Nº5 “Lanceros”, producto de haber sido diagnosticado con COVID-19 en esta provincia.

Este uniformado presentó síntomas que concuerdan con la enfermedad en las primeras horas de este jueves 25 de Marzo, quedando en cuarentena inmediata en una habitación de aislamiento preparada para tal efecto en el recinto militar.

Producto de esto, se tomaron similares medidas con las 11 personas que estuvieron en contacto directo con el sujeto, quedando en aislamiento preventivo, los que se encuentran monitoreados por personal de sanidad de la unidad militar.

Se hizo presente en el comunicado que este sujeto cumplió labores de apoyo, no siendo empleado para los servicios efectuados en la ciudad de Puerto Natales y por ende, no teniendo contacto con la población.