El Patrullero de Servicio Hidrográfico “Cabrales”, durante 22 días y con cerca de 2.600 millas navegadas, efectuó una comisión en el Área de Operaciones Norte de la Jurisdicción de la Tercera Zona Naval, comprendida entre Punta Arenas y el Faro San Pedro, que marca el acceso sur al Golfo de Penas, realizando mantención de señalización marítima, apoyo a zonas aisladas y la última fase de trabajos hidrográficos en el área del Canal Santa María y Angostura White.

Entre las diferentes tareas realizadas destacó el mantenimiento a 133 señales marítimas, distribuidas a lo largo de la ruta de navegación utilizada por todo el tráfico marítimo que transita por la Zona Austral, labor que no estuvo exenta de dificultadas, al contar con reducida cantidad de  horas luz y temperaturas que llegaron hasta -10 grados Celsius de sensación térmica. En esta labores se detectaron diferentes situaciones de un inédito accionar de personas que han realizado sustracción y daño de equipos que son fundamentales para la seguridad a la navegación, los que corresponden a Patrimonio Fiscal.

Sumado a lo anterior se realizó el apoyo a zonas aisladas, como fue el reaprovisionamiento logístico en la Alcaldía de Mar Tortuoso, en el Faro Faiway y en la Capitanía de Puerto de Puerto Edén. Adicionalmente, se ejecutó el relevo de personal en los faros Félix y San Pedro. Labor que permitirá continuar apoyando, controlando y entregando seguridad a todos los navegantes que transitan por los canales australes.

Por último, se retiró material hidrográfico que se encontraba instalado en el área del Canal Santa María y Angostura White, lo que permitirá mejorar los pronósticos de corrientes, mareas y meteorología del área.

El Capitán de Corbeta Mauricio Carrasco, Comandante del PSH 77 “Cabrales”, comentó que “en esta comisión la dotación demostró el espíritu y la fortaleza que caracteriza a todos los miembros de nuestra institución, cumpliendo todas las tareas dispuestas por el mando en extensas y duras jornadas de trabajos, bajo condiciones meteorológicas adversas y por un tiempo prolongado fuera de puerto base y alejado de nuestras familias. Sabemos la importancia del trabajo realizado, ya que permitirá continuar entregando seguridad y apoyo a todos los usuarios marítimos que transitan por la jurisdicción de la Tercera Zona Naval”.  

La Armada de Chile, de esta manera, mantiene operativa la importante red de señalización marítima, cumpliendo con tareas de seguridad de territorio y aportando al desarrollo nacional.