Respuestas concretas a las necesidades de salud mental

Las afecciones mentales representan uno de los mayores retos para la sanidad mundial. La Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) estima que el 40% de las enfermedades cr贸nicas pertenecen a este grupo -presentando una gran prevalencia en el globo- y la principal causa de a帽os perdidos por discapacidad (APD), siendo la depresi贸n, la esquizofrenia y el trastorno bipolar los m谩s frecuentes.

Lamentablemente, nuestro pa铆s no se queda atr谩s en esta tendencia. La 煤ltima Encuesta Nacional de Salud (2017) se帽alaba que casi un 16% de la poblaci贸n mayor de 15 a帽os ten铆a sospecha de depresi贸n, mientras que el 6% pose铆a un diagn贸stico efectivo. Por otra parte, en la versi贸n 2022 del 鈥淭erm贸metro de Salud Mental en Chile鈥 PUC-ACHS se muestra que las personas con s铆ntomas de depresi贸n aumentaron en un 14% respecto a la medici贸n anterior.

En enero conmemoramos el D铆a Mundial de la Lucha contra la Depresi贸n, y aun cuando se han logrado avances en la visibilizaci贸n de estas afecciones y el nivel de comprensi贸n de su importancia ha aumentado -generando o reforzando pol铆ticas p煤blicas a nivel mundial- todav铆a existe un reto mayor en pa铆ses como el nuestro: el acceso a la atenci贸n oportuna, la adopci贸n de terapias psicol贸gicas y farmacol贸gicas necesarias y, por cierto, la adherencia a los tratamientos.

En este 煤ltimo punto, y al ser terapias de curso prolongado, estos pacientes son m谩s proclives a incumplirlos o no mantener las dosis y horarios para la ingesta de sus medicamentos cuando comienzan a 鈥渟entirse mejor鈥, lo que conlleva un sinn煤mero de consecuencias cl铆nicas, sanitarias y econ贸micas complejas. No s贸lo implica retrasos en los resultados del tratamiento, aumentando los 铆ndices de reca铆das y disminuci贸n en la calidad de vida de los pacientes y sus familias; sino que tambi茅n un incremento sustancial en el gasto sanitario y un desmedro en el 谩mbito laboral, considerando que el 28% de las licencias m茅dicas emitidas en el pa铆s corresponden a estos trastornos, de acuerdo a la Superintendencia de Seguridad Social.

En este escenario, es fundamental promover un enfoque multisectorial, donde todos los actores involucrados en la salud provean de herramientas para lograr el 茅xito terap茅utico. Desde el mundo farmac茅utico, desarrollar programas y acciones que apunten a que los pacientes mantengan sus tratamientos -para que logren la adherencia a la terapia- es clave. S贸lo si fortalecemos esta visi贸n, reorganizando, ampliando y creando nuevos servicios de apoyo a los pacientes, podremos sentar las bases para un verdadero cambio en el tratamiento de la salud mental en nuestro pa铆s.