El senador magallánico, Carlos Bianchi, ingresó a tramitación un proyecto de ley que busca prohibir a las Administradoras de Pensiones, el retiro de utilidades cuando las rentabilidades de los fondos de sus afiliados sean negativas.

“Hemos sido testigos del silencio de las Administradores de Fondos de Pensiones frente a las millonarias pérdidas de los fondos previsionales. Lo anterior es preocupante, toda vez que la estructura del sistema de pensiones chileno, compuesto por multifondos, lo que permite afirmar que nuestro sistema previsional depende, en parte importante, de las fluctuaciones económicas a lo largo del mundo”, dijo el parlamentario independiente. A lo que continuó diciendo: “Las pérdidas que han reportado los diversos tipos de fondos inciden e impactan directamente en el monto de pensión que los jubilados recibirán”.

Es por esto, según Bianchi, “determina que las prestaciones sociales que recibirán los trabajadores al estar jubilados se determine por este tipo de catástrofes y emergencias que no les son imputables. Pero lo que es más grave, es que la rentabilidad negativa no ha sido asumida directamente por las Administradoras de Fondos de Pensiones, quienes han beneficiado a sus sociedades controladoras a través de cuantiosas utilidades”.

En este sentido, Bianchi afirmó que “se debe construir, legalmente, un incentivo, que permita a las sociedades anónimas que tienen la calidad de Administradoras de Pensiones, tener ciertos límites, derivadas del tipo de cotizaciones de seguridad social que están administrando.”

La disposición legal propuesta, establece una prohibición de reparto de utilidades aplicable cuando existe rentabilidad negativa en cada uno de los Fondos.