Dentro de la reciente discusión generada por el análisis de las indicaciones al proyecto que implementa la descentralización, el senador Carlos Bianchi dijo que “no nos podemos engañar, ni a la gente ni a nosotros mismos. Estamos dejando a una figura política con el mínimo de empoderamiento, sin injerencia y bajo la sombra del delegado presidencial”.

El tema fue abordado en la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización, que revisó las indicaciones presentadas por el Ejecutivo al proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que implementa este nuevo proceso a partir de la entrada en vigencia de las leyes 21.073 y 21.074, que buscan regular, entre otros aspectos, la elección de gobernadores regionales y fortalecer la regionalización del país.

Uno de los puntos álgidos tiene que ver con las facultades de coordinación entre la nueva autoridad (que deberá asumir el próximo 10 de junio) y el delegado presidencial. “El Ejecutivo propone que le corresponde al Delegado Presidencial la coordinación, supervigilancia y fiscalización de los servicios públicos, además coordinar con el Gobernador Regional y el Consejo Regional. Son materias importantes, en las que volvemos a ver a la figura del Gobernador como decorativa, porque no es una figura que tenga relación directa con las estructuras de los SEREMIS, por ejemplo. Y preocupa, porque yo siempre he propuesto que el delegado presidencial debería entregar una terna y que sea el Gobernador y el Consejo quienes decidan finalmente, de manera de tener una vinculación real y concreta con las estructuras regionales. Al contrario, nos encontramos con que el Gobernador no va a tener injerencia en estos y otros temas”, enfatizó Bianchi.

Agregó que las indicaciones del Ejecutivo tienen un “alto nivel centralista, como esta coordinación con el Gobernador, quien para ser electo requiere del 40% de los votos y que tiene un tremenda representación popular, pero que en temas relevantes sólo es requerido para coordinar”.

Opiniones

Quien compartió la opinión de Bianchi fue el también Senador PS José Miguel Insulza. Para el parlamentario de la Región de Arica y Parinacota, “el Gobernador va a ser alguien que va a tener opinión, que va a coordinar con un montón de gente, pero que, finalmente, no va ejercer ninguna función. Por eso no veo la utilidad de una indicación que habla de coordinación, cuando las atribuciones para hacer lo que quieran las tendrán el Delegado Presidencial y los SEREMIS”.

Sobre el mismo tema, la Presidenta de la Comisión de Gobierno, Senadora Luz Ebensperger, recordó que lo que está en discusión es una “ley corta” que busca zanjar temas menores, porque “efectivamente con el fondo no se avanza. Se partió al revés, con una descentralización política antes de una descentralización administrativa y fiscal. Habría que modificar todas las leyes orgánicas de los servicios públicos”.

Añadió que hoy se está frente a una elección, por lo que resulta positivo el poder destrabar algunos temas, “pequeños pasos para después entrar en el fondo del asunto”, puntualizó la parlamentaria.