Luego que el Congreso Nacional despachara el proyecto que perfecciona la Ley de Protección del Empleo y que flexibiliza los requisitos de acceso e incrementa los montos del Seguro de Cesantía, la Seremi del Trabajo, Victoria Cortés, destacó la aprobación de esta iniciativa señalando que esta “ha sido muy esperada por los trabajadores que actualmente se encuentran cobrando el Seguro de Cesantía y también para quienes aún no han podido acceder a él y, a través de esta ley, podrán hacerlo”.

Una vez promulgada, esta normativa permitirá continuar protegiendo los ingresos y salarios de miles de trabajadores magallánicos y sus familias en medio de la crisis sanitaria producto del Covid-19.

“Esta, sin duda, es una gran noticia para muchos trabajadores acogidos a la Ley de Protección del Empleo y para quienes están haciendo cobro de su Seguro de Cesantía, pero también para otros que, a pesar de estar sin empleo, no podían acceder a este beneficio. Como gobierno del Presidente Sebastián Piñera estamos muy contentos, dado que esta aprobación llega en un momento muy necesario -estamos nuevamente en cuarentena- por tanto, son muchas las familias que requieren con urgencia que sus ingresos no sigan disminuyendo”, expresó Cortés.

En lo fundamental, la reforma faculta al Ejecutivo a aumentar en hasta cinco meses la vigencia de la Ley de Protección del Empleo para que los trabajadores puedan optar a la suspensión de contrato hasta febrero de 2021 que, originalmente, termina en octubre. Asimismo, incrementa el tiempo para poder solicitar la reducción de la jornada laboral hasta julio del próximo año, plazo que también podría llegar a incrementarse por otros cinco meses.

Además, agregó la SEREMI, “la ley flexibiliza y reduce transitoriamente los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía, permitiendo que muchos trabajadores que están actualmente desempleados puedan optar a ese sistema con solo tres cotizaciones continuas anteriores al término de su contrato o 6 cotizaciones mensuales continuas o discontinuas en los últimos 12 meses (siempre y cuando las últimas 2 hayan sido continuas y con el mismo empleador)”.

También, la iniciativa eleva el máximo de giros hasta siete sin hacer distinción entre trabajadores con contrato indefinido, fijo, o por obra o faena, como establece la ley original; sube los montos que entrega al 55% del salario imponible en el tercer y cuarto giro (con efecto retroactivo al 1 de agosto), y permite incrementar los porcentajes originales (30%) del Seguro de Cesantía para un sexto y séptimo giro en caso de cumplirse con ciertos paramentos definidos en un decreto supremo, hasta el 45% de la remuneración promedio.

A nivel país, se estima que unos 2 millones de personas podrán acceder al Seguro de Cesantía y cerca de 3 millones podrán optar al financiamiento solidario del mismo. En tanto, se proyecta que los beneficiarios de la Ley de Protección del Empleo podrían alcanzar los 1,2 millones de trabajadores, quienes verán incrementados, tanto el monto de sus pagos como el tiempo del beneficio.

A nivel regional, hasta el pasado 23 de agosto, ya se habían aprobado más de 7.900 solicitudes de suspensión laboral y otras 775 solicitudes de reducción de jornada laboral (Informe de la superintendencia de Pensiones).