SML mantiene funciones críticas con un alto nivel de coordinaciones

El trabajo en red y la continuidad operacional de sus unidades son aspectos prioritarios en el funcionamiento del Servicio Médico Legal (SML), desde el inicio de la pandemia del COVID-19 a nivel nacional.

René Castro Cid, Director Regional de la entidad, indicó que desde el 13 de marzo privilegiaron medidas tendientes a restringir el contacto físico (saludo de mano o de beso) a nivel de funcionarios y público en sus sedes regionales. Esto, acompañado de señalética educativa al ingreso de la sede Punta Arenas y mesón de atención, al igual que en su sede de Natales, y el envío de información con medidas de autocuidado a todo el Gabinete de Justicia.

A contar del 16 de marzo, en coordinación con la Dirección Nacional del SML, se tomó la decisión de organizar trabajo remoto. Para ello, se dispuso enviar a trabajar desde sus casas a aquellos grupos considerados de riesgo: funcionarios con enfermedades crónicas, mayores de 65 años y se incluyó además a todas las funcionarias con hijos menores de 13 años (considerando que el 16 de marzo se suspendieron las clases a nivel nacional). A contar de aquella semana se suspendió la atención de público, quedando restringida exclusivamente a peritajes solicitados por Fiscalías de carácter urgente en materias clínicas (lesiones o sexológicos) y tanatológicos.

Desde esa fecha han mantenido las medidas de aislamiento social, asistiéndose sólo en caso de requerirse sus funciones presenciales y por el tiempo que sea necesario, y mientras dure el Estado de Catástrofe.

Por otro lado, informó que el 23 de marzo culminaron el proceso de inmunización contra la influenza, al estar como todos expuestos a contagio por COVID-19. 

 “Las medidas adoptadas y comentadas anteriormente han sido fundamentales para proteger a nuestros funcionarios, considerando que somos un Servicio pequeño. Además, he realizado monitoreo constante del estado de todos los funcionarios del Servicio, para saber cómo se encuentran, y a través de la coordinación con la Dirección Nacional y con la Subdirección Médica y Administrativa, hemos apoyado a los funcionarios que así lo han necesitado”, remarcó. Aquí, el profesional resaltó un gran compromiso de parte de todo el equipo del SML regional.

Respecto a los peritajes tanatológicos (autopsias) destacó que se han aplicado protocolos estrictos desde un comienzo, asociados a la Norma Técnica que la Institución posee. Esto les ha permitido apoyar al Servicio de Salud de Magallanes en el desarrollo de sus protocolos de manejo ante la posibilidad de fallecidos por enfermedad, asociados o no a COVID-19, y en donde no hay sospecha de criminalidad.

Asimismo, han participado activamente en el desarrollo de protocolos de manejo de fallecidos, en un trabajo en conjunto con el Seremi de Justicia, actividad que se viene realizando desde el mes de enero del presente, a pocas semanas de haber él asumido la Dirección Regional. En el desarrollo de este proyecto se ha trabajo con el apoyo del Director de Onemi Regional y autoridades regionales.

El Seremi de Justicia y DD.HH., Fabián Mella, valoró una vez más el profesionalismo y alto compromiso de los funcionarios del SML en cumplir todos los estándares y procedimientos requeridos, lo cual redunda en un aporte consistente del SML ante la actual situación de emergencia que enfrentan la región y el país.