El municipio de Natales solicitó al gobierno regional un monto superiores a los 413 millones de pesos para la realización de obras adicionales que se deberán ejecutar para que entre en operaciones el relleno sanitario que se comenzó a construir en el año 2014.

Las trabajos a realizar tienen como objetivo un encauzamiento de las aguas superficiales (aguas lluvias) y la realización de pozos hondos para determinar la profundidad y el sentido de escurrimiento de las aguas subterráneas, entre otros.

Tras finalizar las obras licitadas para la construcción del relleno sanitario, su aprobación debió pasar por la sanción de una serie de servicios y la realización de estudios de hidrología e hidrogeología, los cuales determinaron que faltaban las mencionadas obras para encauzar y determinar la dirección de las aguas superficiales y subterráneas.

Consultado al respecto, el alcalde Fernando Paredes aclaró que “no son obras que se licitaron, (originalmente) sino que son obras adicionales que los servicios están exigiendo después que terminó el proyecto”.

Por lo anterior, el municipio de Natales está solicitando un suplemento al gobierno regional por un monto levemente superior a los $413 millones para la realización de éstos trabajos adicionales, sin los cuales la iniciativa no puede entrar en operación.

El año 2018 el consejero regional Miguel Sierpe vaticinaba sobre el proyecto que “pienso que todavía se deberá invertir muchos más y los recursos una vez más deberán salir del FNDR, por tanto es fundamental afinar las exigencias en las especificaciones técnicas y en los controles que se llevan a cabo”.

Obra aprobada en 2013

El relleno sanitario fue aprobado el año 2013 por montos que ascendieron a los $4 mil millones ($800 millones destinado a maquinaria). La obra que fue proyectada en una superficie total de 45 hectáreas, surgió como una respuesta a la falta de un adecuado manejo de los residuos sólidos y el inminente colapso del vertedero existente.

En marzo de 2016 se solicitó al gobierno regional dineros suplementarios para terminar el proyecto, recursos que fueron aprobados por el Consejo Regional el 28 de febrero del año 2017 por la suma de $959.105.000.

Estos recursos estaban destinados a mejorar el canal sección trapecial; la construcción de un galpón y baños; la habilitación de la infraestructura de compostaje y molienda; la construcción de la matriz de agua potable; la adquisición e instalación de un grupo generador de 250 KWA; además de estudios hidrológico e hidrogeológico y la actualización del modelo de gestión y los permisos ambientales.

La mencionada iniciativa en un momento dado provocó una alta controversia a nivel local, en especial por las dudas que surgieron sobre una posible contaminación de napas subterráneas de agua e incluso la posibilidad que un chorrillo intermitente que cruza por el lugar contaminara la captación de agua potable de la ciudad, lo que en su momento fue desestimado por los estudios presentados por el municipio de Natales.

El relleno sanitario se ubica en la prolongación del camino a Villa Cariño, a 7 kilómetros del límite urbano, ubicado en el sector alto de Puerto Natales y a 10 minutos en vehículo desde la ciudad.

La obra fue ejecutada por la empresa K.D.M., la cual comenzó el año 2014 con un plazo original de un año. El proyecto del relleno sanitario, será el primero de su tipo en la región, tendrá una vida útil de 21 años, recibiendo en ese periodo los desechos de las comunas de Natales y Torres del Paine.