Temporada de Turismo y nuestra responsabilidad

Por Alicia Stipicic
Concejal de Punta Arenas

Con mucha alegría y entusiasmo se dio inicio a una nueva temporada de turismo en nuestra región, algo largamente esperado especialmente considerando el terrible daño realizado a nuestra ciudad el 2019 y el largo proceso de Emergencia Sanitaria por el Covid 19, el cual ha costado el dolor y sufrimiento de muchos, así como la capacidad de nuestros emprendedores en reinventarse y salir fortalecidos.

Sin embargo es nuestra responsabilidad no bajar la guardia, mantener los protocolos sanitarios que nos guste o no son parte de nuestro diario vivir, los cuales se mantendrán por mucho tiempo.

Es de esta manera que debemos ser conscientes de articular una experiencia para el visitante, mostrándoles lo hermoso y característico de nuestra cultura como magallánicos, entregándoles servicios y bienes de alta calidad, procurando que estos no estén de paso…sino que vuelvan y relatan lo vivido.

Para esto se han generado a través de distintas instituciones gubernamentales capacitaciones, igualmente existen recursos disponibles en forma gratuita en diferentes plataformas nacionales y extranjeras para gestionar una verdadera experiencia turística, sin embargo todos tienen algunos elementos en común: hacer sentir la experiencia, mantener un equilibrio entre precio y calidad, finalmente procurar que el visitante regrese.

Sin lugar a dudas esta temporada turística no será la que vivíamos antes del 2019, mucho ha pasado y la pandemia aún no ha terminado, pero debemos tener la capacidad de contar y hacer vivir de nuestras bellezas lo mejor, aquello que nos llena de orgullo y sobre todo nos encanta, esa cultura de esfuerzo y sacrificio, esta tierra mágica de voluntad de vencer la adversidad, esa misma que hace casi 501 años fue descubierta por Hernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, quienes demostraron que el mar es un continuo universal que une civilizaciones.

El éxito de esta temporada de turismo depende de todos, para lo cual tenemos que tener fe y esperanza en recuperar lo valioso e importante de nuestra industria turística, creadora de riqueza para tantos, parte de un eslabón que es necesario para levantar juntos Punta Arenas.