Una fila que se extendía por casi media cuadra en las afueras de la sucursal del BancoEstado de Puerto Natales se produjo ayer al cancelarse el pago del Bono de Ayuda Familiar junto con las pensiones.

En su gran mayoría eran vecinos de la tercera edad, quienes debieron esperar, en algunos casos, por más de dos horas para finalmente poder ser atendidos. El alcalde Fernando Paredes viene gestionando ante las autoridades de la institución financiera la ampliación de su edificio para evitar que la gente permanezca a la intemperie.

Por su parte, el jefe de atención a clientes de la sucursal, Cristián Oyarzún, planteó que “esperábamos que esto podía suceder pero tampoco dimensionamos que íbamos a llegar a este extremo”.

En todo caso, remarcó que se tomaron las medidas para agilizar los pagos y que no iba a quedar nadie sin cobrar su bono.