Toma de posesión del Estrecho de Magallanes: «178 años de historia»

Contraalmirante Leonardo Chavéz Alvear
Comandante en Jefe de la Tercera Zona Naval

El 21 de septiembre conmemoramos una de las fechas capitales de nuestra historia, la cual está intrínsecamente unida a la vocación marítima de nuestra Patria, la cual se ha forjado, y con seguridad se seguirá forjando a través del mar.

“Magallanes, Magallanes, Magallanes…”, fueron unas de las últimas palabras de nuestro padre de la Patria Capitán General Bernardo O’Higgins Riquelme en su lecho de muerte en Perú, sin poder regresar a su Patria tras el ofrecimiento realizado por el General Manuel Bulnes tras la victoria chilena en Yungay, dos hombres unidos en un servicio trascendente a Chile, ideales que trascendieron a hechos cruciales para nuestra historia.

Bernardo O’Higgins, desde sus estudios en Inglaterra y posteriormente en su vida pública nacional, reiteró en más de una ocasión la importancia del Estrecho de Magallanes, sosteniendo su importancia a pesar de los difíciles momentos en que atravesaba la República en formación, así como su posterior autoexilió, haciendo notar a Manuel Bulnes, general al mando de la segunda expedición chilena en la Guerra contra la confederación Perú-boliviana, la importancia de tomar posesión del Estrecho de Magallanes, siendo así uno de los más cercanos consejeros del General Bulnes en el Perú e inspirador en su mandato que es fundamental en el desarrollo de Chile del siglo XIX.

Es precisamente el Presidente Manuel Bulnes quién ordena los estudios necesarios para llevar a cabo la empresa, la cual como es para todos conocido fue encomendado a Domingo Espiñeira Riesco, contador de marina y gobernador de la provincia de Chiloé, quién organizó los aspectos logísticos de una de las acciones más importantes de nuestra historia nacional, encomendando al entonces Gobernador Marítimo de Chiloé y Capitán de Puerto de Ancud John Williams, o capitán Juan Guillermos como lo recuerda una de las principales calles de la capital de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, la construcción técnica y material de lo que sería la Goleta Ancud, histórica nave que el jueves 21 de septiembre de 1843 llegaría finalmente para llevar a cabo la Toma de Posesión del Estrecho de Magallanes.

La Toma de Posesión del Estrecho de Magallanes es un esfuerzo mayúsculo del Estado Chileno en consolidar su espacio territorial, en donde ya estaba plasmada la importancia del dominio del mar y por ende de las rutas que garantizaran su desarrollo y progreso, siendo aquel momento solemnemente realizado por un grupo de chilenos, nacidos en distintas partes de nuestro país pero que a orillas de este histórico estrecho nos legaron un importante espacio de desarrollo, el cual hoy nos permite establecer un punto de encuentro con nuestra historia, presente y futuro, proyectando a Chile más allá del Drake, mirando a nuestro Territorio Chileno Antártico.

Hace 178 años 21 tiros de cañón sellaron con solemnidad aquella histórica gesta en punta Santa Ana, hoy entonamos el mismo himno que impulsó a aquellos valientes a realizar una empresa titánica por Chile, mañana nuestros hijos y nietos proyectarán este sacrificio hacia el futuro, siendo todos herederos de un hecho capital de nuestra historia y ratifica nuestra razón de ser en el mar.