Con numerosas atenciones se desarrolló la última “Plaza de Justicia” del año, la cual se focalizó por más de dos horas en la prestación de diversas atenciones en terreno a la población penal del Complejo Penitenciario de Punta Arenas, conformada por alrededor de 350 internos e internas.

La actividad, encabezada por el seremi de Justicia y DDHH, Fabián Mella Olivos, y el director regional (S) de Gendarmería, Dan Toro Arévalo, se realizó en el gimnasio del recinto penal y contó con los servicios relacionados y dependientes del sector Justicia, además de la Secretaría Regional Ministerial de Desarrollo Social y Familia junto a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, que concurrió con la Jefa de la oficina de Asuntos Indígenas, Carolina Avendaño Hille.

Entre los beneficiarios atendidos, la interna J.M.S. calificó de muy relevante la iniciativa, al poder acceder a servicios que no tienen a la mano todos los días como el Registro Civil, la Corporación de Asistencia Judicial, la Defensoría y la Conadi, atención en terreno que les permite acceder a información que les es de gran utilidad.

Por su parte, el dominicano L.H.C. quien lleva año y medio privado de libertad, destacó esta ocasión de ver organismos estatales a los que se les hace difícil acceder, junto con subrayar que aquí no se hace distingo entre la atención de chilenos y extranjeros, lo cual le da mucha satisfacción. En su caso, se mostró contento de dialogar con el Seremi de Justicia y esperanzado de contar con todos los requisitos el día de mañana para poder reinsertarse en la sociedad.

A su vez, el Seremi Mella resaltó el poder acercar distintos servicios al mismo tiempo a sus usuarios, con módulos y stands donde pueden conocer servicios, obtener información y realizar trámites muy concretos. Aprovechó de destacar el trabajo realizado por Gendarmería durante el año, donde se ha avanzado enormemente en materia de reinserción y se desarrollan diversos proyectos. Al respecto, valoró que esta Plaza de Justicia, que es algo muy esperado por las personas privadas de libertad, es un reflejo de ello.