UMAG avanza en instalar y promover enfoque pedagógico de “Aprendizaje más Servicio” en docentes y estudiantes

El “Aprendizaje más Servicio” o “Aprendizaje-Servicio” (A+S) es una metodología de enseñanza-aprendizaje en la que las y los alumnos aprenden al mismo tiempo que hacen un servicio a la comunidad. En términos prácticos, es una propuesta educativa que apunta a atender necesidades reales y sentidas de una comunidad por medio de un aprendizaje cooperativo y colaborativo, donde intervienen docentes, estudiantes y diversos actores del entorno comunitario.

En América Latina y en el ámbito de la educación superior, este enfoque innovador es un tema que cada vez más acapara el interés de las instituciones y profesionales que imparten docencia. De hecho, a nivel nacional, hace ya once años que existe la Red Nacional de Aprendizaje Servicio (REASE), un paso adelante que ha significado compartir experiencias, proyectos y miradas con respecto al estado del arte del Aprendizaje más Servicio en Chile y otros países del mundo.

En ese contexto y desde su creación en el año 2014, la Dirección de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) de la Universidad de Magallanes (UMAG), ha venido apostando por instalar esta metodología al interior de la casa de estudios, llevando a cabo diversas iniciativas en esa dirección. A la fecha, ello ha permitido contar con una veintena de docentes capacitados/as en la materia, lo que ha significado la generación de distintos proyectos solidarios en la comunidad magallánica.

Buenas prácticas y nuevas alianzas

Con ese ímpetu de trabajo, este año y tras la vuelta a la presencialidad, se diseñaron nuevas acciones respecto al desarrollo del enfoque A+S en la UMAG, las cuales convergieron, esta semana, en el Seminario “Buenas Prácticas en Aprendizaje + Servicio, UMAG 2022”, cuya ejecución fue posible gracias al proyecto MAG1995, financiado por el Ministerio de Educación (Mineduc).

Las invitadas y relatoras principales de esta instancia fueron las representantes de REASE, Patricia Dintrans y Gemma Santander; y del Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS), María Gabriela Malacrida. Además, participaron, con sus ponencias, docentes de la UMAG, la Universidad Católica del Norte, la Universidad de La Frontera, la Universidad de Santiago de Chile y la Universidad de Talca.

Como anfitrión de la jornada, el rector de la UMAG, José Maripani dio la bienvenida al encuentro, manifestando que “el poder transmitir las buenas prácticas en este tema, es el elemento clave para que podamos generar procesos innovativos”. Al respecto, enfatizó que “el objetivo de este encuentro es apoyar el perfeccionamiento académico en términos de los procesos de Aprendizaje+Servicio, favoreciendo el sentido de pertenencia de la Universidad de Magallanes. En ese sentido los desafíos para nuestra Universidad son la promoción transversal, el desarrollo e institucionalización del Aprendizaje+Servicio en la UMAG y sus diversas dimensiones de Docencia, Investigación, Gestión y Vinculación con el Medio y el fomento del diálogo y la participación de docentes, estudiantes, socios comunitarios, y otras instituciones que promuevan la metodología, además del fortalecimiento del trabajo con las redes CLAYSS y REASE”.

De esta forma, la autoridad universitaria dio el pie para que las docentes de estas últimas organizaciones dieran cuenta de una contextualización latinoamericana y nacional del Aprendizaje+Servicio, centrándose en la experiencia de trabajar en red. Posteriormente y tras un diálogo con las y los participantes, se realizaron dos mesas plenarias donde se repasaron proyectos e iniciativas de buenas prácticas por parte de las universidades, abordando temas como los perfiles de egreso, la responsabilidad social en las y los estudiantes, el trabajo con personas mayores en situación de vulnerabilidad y con personas con discapacidad, entre otros.

Dentro de sus reflexiones post encuentro, la docente Patricia Dintrans, de REASE afirmó que “tengo la certeza de que los procesos de aprendizaje son de mejor calidad cuando el estudiante ve la realidad y cuando se compromete con ella. En el fondo si todos tuviéramos la posibilidad de participar en proyectos solidarios ligados íntimamente a la educación, probablemente los profesionales serían muy distintos. Yo creo que al país le falta hermandad y ponerse en el lugar del otro, hay una brecha muy grande y por eso difundimos el Aprendizaje+Servicio, por darle un sentido a la educación, por el bien común”.

En la antesala, tanto REASE como CLAYSS firmaron una carta de compromiso con el rector Maripani a objeto de implementar acciones colaborativas en torno a la metodología Aprendizaje+Servicio. Sobre estas nuevas alianzas, la representante de CLAYSS, María Gabriela Malacrida, aseveró que “para nosotros es muy importante que la UMAG forme parte de esta red y tener una carta de trabajo conjunto para promover el trabajo socio comunitario y el Aprendizaje+Servicio y así impulsar, justamente, el trabajo de todas las carreras con el territorio, con distintos actores, así como también la investigación en función de las necesidades de nuestros pueblos, es decir, hacer un trabajo específico de cada región”.