UMAG refrenda apoyo a la comunidad Selk’nam y firma convenio con la Fundación “Hach Saye”

Con el afán de seguir aportando al desarrollo, integración y reconocimiento legal del Pueblo Selk´nam en Chile, esta semana, el equipo directivo de la Universidad de Magallanes (UMAG) liderado por el rector José Maripani, firmó un convenio marco de colaboración interinstitucional con la Fundación “Hach Saye”, organización nacida en 2019 para dedicarse al desarrollo, fomento y protección de la cultura Selk´nam y su territorio.

Fernanda Olivares Molina, mujer selk´nam, profesional y presidenta de la Fundación “Hach Saye” expresó sentirse contenta con la formalización de esta alianza que, a su juicio, va a permitir a la comunidad Selk’nam en general, avanzar no sólo en el tema de integración a la Ley Indígena, sino también en otros aspectos relacionados a este pueblo originario de la Isla de Tierra del Fuego, como el retorno de las familias al territorio y el fortalecimiento de la identidad.

“Consideramos que la Universidad de Magallanes puede ser un gran apoyo para ir en pro de las oportunidades para que las familias puedan tener estudios antropológicos, por ejemplo, y lógicamente estrechar lazos con la Academia y sus profesionales es algo súper importante. Igualmente creemos que, desde nuestra trinchera, podemos también aportar un montón para la comunidad educativa y para la sociedad magallánica en general”, manifestó la joven.

En tanto, el rector José Maripani, quien estuvo acompañado de la secretaria general, Anggie Flies; la directora del Instituto de la Patagonia, Flavia Morello; el representante institucional de la UMAG en Tierra del Fuego, Alejandro Núñez y directivos de Asuntos Estudiantiles y la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, aseguró que este convenio viene a refrendar el compromiso de la Universidad con las acciones y lineamientos trazados en su gestión para el desarrollo y protección de los pueblos originarios de Magallanes.

“Como Universidad, es de nuestro máximo interés promover actividades de colaboración mutua con la comunidad selk´nam que nos permitan favorecer la investigación, el desarrollo, la educación y fomento productivo de su cultura, tanto en Magallanes como en todo el territorio nacional, así como lo habíamos venido haciendo en el trabajo conjunto con la Universidad Católica Silva Henríquez y la Corporación Selk´nam Chile para el tema de ser incorporados a la Ley”, indicó la autoridad universitaria.

Según establece el convenio, entre las acciones posibles a ser consideradas, están las de asesoría y transferencia tecnológica; propiciar en conjunto y coordinadamente grupos de estudios, desarrollo e investigación que respondan a necesidades contingentes sobre ciencia, tecnología, gestión y educación para sustentabilidad y protección ambiental incluyendo cambio climático; participar en licitaciones públicas o privadas; participar en contratos con entidades privadas y/o públicas u otra institución de educación superior; postular a proyectos de financiamiento nacional o internacional sea de fondos públicos o privados y demás actos que fueren necesarios para el cumplimiento y la finalidad del convenio, entre otras que las partes puedan acordar.

Todas estas iniciativas serían de suma importancia para la Fundación “Hach Saye” -que significa en lengua selk´nam “espacio entre un latido y otro”-, ya que, de acuerdo señaló Fernanda Olivares, pueden aportar en uno de sus objetivos fundamentales. “Como algunos sabrá y otros tal vez no, la comunidad selk´nam en general nació fuera de Magallanes, justamente por el proceso de genocidio y posterior exilio. Actualmente, somos dos familias las que estamos en Porvenir, entonces todo el resto de las familias todavía está a la deriva en distintas regiones del país. Incluso tenemos familias fuera de Chile. Entonces ir apoyando a quienes deseen devolverse a territorio es una misión super importante y específica de la Fundación”, concluyó.