Violentando la barrera de cierre establecida para enfrentar la crisis sanitaria del Covid-19, los ocupantes de un vehículo particular ingresaron ilegalmente al Parque Nacional Torres del Paine, donde permanecieron durante dos días ocultos al interior de esta unidad administrada por la Corporación Nacional Forestal.

El superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, José Linnebrink, dio a conocer que el lunes 15 de junio, en horas de la madrugada, un vehículo ingresó al parque por el acceso de la Portería Laguna Amarga, la cual se encuentra cerrada desde el 17 de marzo por instrucción de la propia Conaf.

Las personas -se investiga la cantidad- permanecieron ocultas al interior del Parque Nacional, el que abandonaron ayer en la madrugada en su vehículo que dejaron estacionado al interior de la Reserva Cerro Paine.

Para el director regional de Conaf, Mauricio Véjar, se trató de una “acción irresponsable y grave ya que no sólo se transgreden las medidas y se realiza un ingreso ilegal a un área silvestre protegida, sino, además, el toque de queda que rige a nivel nacional”.

La denuncia fue realizada ante Carabineros. Un hecho similar ocurrió en abril pasado, con dos grupos de personas.